México (Agencias).- El canónigo penitenciario de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar, condenó el culto que se hace a la figura del Niño Jesús disfrazado como presunto «huachicolero», al considerar que se trata de una práctica que deriva de la ignorancia y que daña una imagen sagrada.

En entrevista con el semanario Proceso, reveló que la figura del «santo niño huachicolero» comenzó a tomar fuerza alrededor del año 2016 en el estado de Puebla, principalmente en comunidades cercanas a áreas con presencia de grupos dedicados a la extracción ilegal del combustible.

Valdemar consideró que el caso del «santo niño huachicolero» es aún más grave que el culto a la «Santa Muerte» o el narcotraficante «Jesús Malverde», pues sus seguidores profanan la imagen del Niño Jesús al colocarle una manguera conectada a un bidón de gasolina.

«Para empezar, este culto atenta contra el mandamiento cristiano del ´no robarás´, un precepto básico en la Iglesia católica. Es también contrario a todas las leyes civiles, que prohíben el robo. … En fin, atenta contra el más elemental sentido ético”.

El clérigo penitenciario, que tiene como función absolver en el fuero sacramental de las censuras latae sententiae no reservadas ni declaradas a la Santa Sede, esto es aquellos pecados considerados como graves, señaló que ya es tiempo de poner fin a la promoción religiosa de la imagen blasfema e ignorante.

Por: uniradioinforma.com

Compartir

Deja un comentario