PUEBLA.- Para el doctor Raúl Mújica García, responsable del área de Divulgación y Comunicación del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), el próximo eclipse total de Luna, es una motivación para conocer y reconocer las características que posee el satélite natural de la Tierra.

En entrevista telefónica con Notimex, el astrofísico dijo que la observación se puede realizar de manera directa y a simple vista hacia la Luna, o con la ayuda de algún telescopio y binoculares.

Como antecedente se sabe que la Luna es el astro más próximo a nuestro planeta. No tiene luz propia, la que refleja proviene en su mayor parte de la luz del Sol directamente reflejada y, es ínfima parte, de la luz del Sol reflejada por la misma Tierra.

El próximo domingo 20 de enero los mexicanos podrán observar el eclipse total de Luna, el cual ocurre cuando el Sol, la Tierra y la Luna se alinean directamente y la órbita de la Luna empata directamente con la sombra de la Tierra.

Mújica García agregó que durante el eclipse, la Luna pasa a través de la sombra de la Tierra y adquiere un color rojo debido al efecto que produce la atmosfera del planeta, pero para el eclipse del próximo domingo se desconoce cuál será el color de la atmósfera.

Lo anterior lo señalo debido a que se han presentado varias erupciones volcánicas durante el año pasado, esas partículas se van a la atmósfera y son las que absorben la luz azul, las dispersan y dejan pasar esta coloración.

Las condiciones del clima durante el fin de semana apuntan a que permanecerá un cielo nublado, pero el especialista sostuvo que el eclipse total de Luna es un fenómeno que se puede observar aún en condiciones climatológicas poco favorables, que no solo tienen que ver con las nubes, sino también con las luces de la ciudad.

“La Luna es un objeto extremadamente brillante, así que no importa si estamos en un sitio muy oscuro o en un sitio muy brillante, lograremos observar el eclipse. No necesitamos ningún aditamento, ni telescopios, ni binoculares, podrá observarse de manera directa”, citó.

Recordó que el fenómeno comenzará a las 21:33 horas, tiempo del centro de México, a las 22:40 horas estará completamente cubierta la Luna, alcanzando su máximo a las 23:13. Quienes quieran seguir este eclipse, a las 23:43 horas será el fin de la umbra y a las 00:50 del lunes 21 será el final. La fase total del eclipse durará 1 hora, 1 min y 59 segundos.

Para las nuevas generaciones es una oportunidad que tienen los adultos de enseñarles cómo hay cambios en el Universo, que siempre es bueno voltear la cabeza y mirar al cielo, enamorarse de la bóveda celeste, y que los grandes éxitos de la ciencia es que se ha logrado predecir.

La recomendación del investigador del INAOE es que más allá de buscar la forma de un conejo, con la ayuda de un mapa de la Luna; que pueden adquirir en la web, aprendan a identificar las características principales del astro como los mares de la Tranquilidad, de La Crisis, Mar de la Serenidad, Mar de la Fertilidad, Mar de la Lluvia, Mar del Néctar, Mar de la Nubes, y muchos más, que son grandes extensiones llanas llamadas mares.

También se pueden observar los cráteres de impacto, resultado del choque de objetos de diferentes tamaños contra la superficie lunar.

“La zona más interesante es la denominada Terminador, y es la división entre la sección iluminada y la oscura, día y noche lunar. Se pueden tomar fotografías, con una cámara profesional, incluso pueden hacer zoom o acercamientos al satélite. Hay quienes incluso gustan de retratar movimientos secuenciales del eclipse, desde que inicia hasta que termina, pero también se pueden capturar imágenes espectaculares con la cámara de los teléfonos celulares y con la ayuda de un tripie”, destacó.

En cuanto a mitos, expuso que lo correcto es nombrar este fenómeno como eclipse total de Luna y no llamarle Luna Roja o Luna de Sangre. Otro mito es que creen que este fenómeno es mal augurio, como también hay gente que cree que una Luna llena es de buena suerte.

Incluso, están quienes creen de manera errónea que este fenómeno de la Luna afecta en el comportamiento de las personas, a tal grado que les llegan a decir “lunáticos”, palabra derivada de la Luna, en referencia a quienes están mal de su cabeza.

“El único efecto que tiene la Luna sobre la Tierra es el efecto gravitacional, puede generar mareas altas o bajas, eso ya sea con o sin eclipse, porque la Luna siempre ha estado ahí, dando vueltas alrededor de la Tierra”, indicó.

Para 2019 se presentarán cinco eclipses, de los cuales tres serán de Sol y dos de Luna, pero este eclipse total de Luna será el único visible en México, ya que el siguiente será en abril del 2020.

El especialista manifestó que tanto los eclipses de Sol como de Luna son igual de importantes, pero cada uno sirve para diferentes estudios. En el caso de un eclipse de Luna los astrónomos llegan a estudiar cómo cambia la Luna cuando se va metiendo la Tierra, o los cambios en la temperatura del astro.

En el caso de los eclipses de Sol, han servido para probar una de las predicciones de la Teoría de la Relatividad, de Albert Einstein, que justo este 2019 se cumplen 100 años de cuando unos astrónomos fueron a tomar mediciones de las posiciones de las estrellas alrededor del Sol durante un eclipse.

Einstein predijo que “cuando la luz pasa por un objeto con mucha masa, debe desviarse debido al campo gravitacional”, refirió el astrofísico.

Por: uniradioinfoma.com

Compartir

Deja un comentario