TEGUCIGALPA.- Más de 500 migrantes hondureños comenzaron una nueva caravana con el propósito de cruzar Guatemala y llegar hacia Estados Unidos, a pesar de los constantes llamados de las autoridades del país a no migrar por los riesgos del viaje.

Pese a que se tenía contemplado que salieran este martes, los migrantes hondureños decidieron salir el mismo lunes desde San Pedro Sula, norte del país, con rumbo hacia la frontera con Guatemala. Lo anterior fue confirmado por agencias internacionales.

La convocatoria de la nueva caravana fue difundida en redes sociales, pero de momento se desconoce quién o quiénes son los organizadores de todo el movimiento.

Ante dicho panorama, fueron las mismas autoridades hondureñas las que advirtieron sobre los riesgos de migrar de manera irregular y pidieron a sus compatriotas no dejarse engañar.

Al menos once hondureños de los miles de migrantes de la primera caravana que salió de Honduras el 13 de octubre de 2018, aduciendo la falta de trabajo e inseguridad en su país, han muerto en su intento por llegar a Estados Unidos.

Por ello, la travesía de su país de origen hacia la frontera norte de México y posteriormente a Estados Unidos no será sencilla, e incluso una vez allá la paciencia será un factor vital para alcanzar el objetivo, ya que les esperan largas filas para ingresar al país vecino.

El migrante salvadoreño, Artemio Hernández, señaló que si más personas de Centroamérica comenzaron caravanas, deben estar preparados para esperar cuando lleguen a la frontera de Estados Unidos, pues la fila es larga.

Entrevistado en el Centro Histórico de esta frontera de Sonora, manifestó que «los que ya estamos en la aduana, algunos ya tenemos semanas y dan hasta 700 números para la fila donde te van a atender».

Expuso que al momento se encuentran bien, nada más que hizo mucho frío en la región y le han dicho que ahora que llegue el verano hará mucho calor en Sonora.

Refirió que «por eso se tienen que venir con paciencia los de la caravana migrante, como dicen los de Migración, porque luego la gente se desespera y empieza a querer regresarse o tratar de brincarse el muro».

Dijo que, una vez que realice el trámite de asilo en Estados Unidos, espera trabajar en los campos agrícolas de ese país, en especial en California, y así dejar atrás la pobreza y la inseguridad de su nación de origen.

Por su parte, en un comunicado, el Instituto Nacional de Migración (INM), informó que el comisionado de dicha institución, Tonatiuh Guillén López, mantuvo reuniones de trabajo en El Salvador y Honduras.

«Reuniones relacionadas con los flujos migratorios procedentes de estos países, que tienen el propósito de ingresar a territorio nacional en los próximos días», explicó.

El comisionado del INM abordó esta situación con sus homólogos, autoridades gubernamentales, académicos y sociedad civil de ambas naciones, y en las reuniones trabajo también participaron representantes de las embajadas de México.

Con estas acciones el Instituto Nacional de Migración (INM) reitera su compromiso irrestricto de respetar los derechos humanos de los migrantes y de informar objetivamente sobre la política de México en la materia.

Por: uniradioinforma.com

Compartir

Deja un comentario