TIJUANA, B.C.- Lunes 17 de diciembre del 2018.-  Durante este fin de semana se lograron controlar en su totalidad los escurrimientos al Río Tijuana, ocasionados por el colapso de un tramo del Colector Poniente el pasado lunes 10 de diciembre, informó el Gobierno del Estado, a través de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana.

En conferencia de prensa, el Director de la Paraestatal, Germán Lizola Márquez informó que como resultado de las medidas implementadas por el organismo desde que ocurrió el colapso, se logró minimizar el impacto transfronterizo de estos escurrimientos.

Con la puesta en marcha de la Planta de Bombeo CILA, la cual como lo establece el protocolo dejó de funcionar posterior a las lluvias ocurridas los días 5 y 6 de diciembre, se logró captar la totalidad del flujo del cauce piloto del Río Tijuana para ser conducido a las plantas de tratamiento, detalló.

Para ello, explicó fue necesario realizar trabajos de limpieza del azolve que arrastraron las lluvias en el cauce y en las plantas de bombeo CILA y PB1.

De manera paralela, se iniciaron ya los trabajos para la reposición de manera emergente de un tramo de 120 metros de tubería de este colector, construido en 1992, el cual presenta un desgaste crítico en tanto se realizan las obras definitivas de reposición programadas para el 2019.

Este año como parte de las obras de emergencia que ejecuta el organismo en 5 colectores para reforzar el sistema de saneamiento de la ciudad, se repondrán 4 kilómetros del Colector Poniente, de un total de 6 kilómetros, en los dos restantes se incluye el tramo colapsado la semana pasada.

Compartir

Deja un comentario