Alemania (Agencias).- El recuerdo del ‘rey del rock and roll’ continúa más vivo que nunca aunque hayan pasado cuatro décadas desde que Elvis Presley falleció. Así lo demuestra la inauguración de una serie de semáforos con su silueta en Friedberg (Alemania), donde el cantante estuvo asignado como soldado entre octubre de 1958 y marzo de 1960.

En la ciudad de Friedberg al oeste de Alemania, la leyenda del Rock, Elvis Presley, es una importante figura simbólica para la cultura del lugar. “El rey del Rock” se convirtió en una institución, una plaza lleva su nombre y ahora su figura se ilumina diariamente en tres semáforos de la ciudad.

Cuando el semáforo está en rojo aparece un Elvis de pie cantando al micrófono y cuando la luz se vuelve verde vemos al icónico cantante estadounidense bailando. Aunque pasen los años, Elvis nos sigue marcando el paso.

Por: uniradioinforma.com 
Compartir

Deja un comentario