Por: Sonia de Anda

TIJUANA.- Un contingente perteneciente a la Caravana Migrante se aglomeró en las instalaciones del Instituto Nacional de Migración (INM), en la avenida Insurgentes, dirigidos por el comisario de la Policía Federal, quien se encarga de que el orden no sea alterado y el tráfico no aumente.

Más de un centenar de centroamericanos se juntaron en el citado punto, con el objetivo de dirigirse hacia el Consulado de Estados Unidos, en Otay.

En su destino, la Policía Federal hizo presencia para prepararse ante su llegada, con el objetivo de permitirles realizar su marcha, pero evitar vulnerar las instalaciones o la diplomacia.

Tras haber hecho su arribo al Consulado, migrantes hondureños aceptaron las indicaciones de las autoridades, mismas que no les permitieron acercarse por completo a las instalaciones, salvo un par de ellos quienes entregarán un documento preparado por ellos en el que exponen su situación referente al asilo político.

Acompañados de himnos y consginas, los centroamericanos se posicionaron en el punto que se les permitió estar para alzar la voz ante las inquietudes que tienen respecto a su estadía en Tijuana y su posible llegada a Estados Unidos.

«En nombre de la caravana, el compañoro Alfonso Muñoa y su servidor Luis Fernando Mateos, vamos y le presentamos en este sobre, la carta de propuestas y demandas que vamos a presentar en este momento y esperamos ser bien recibidos en este Consulado de Estados Unidos», comentó Luis Fernando, miembro de la Caravana Migrante.

Al finalizar esta entrega, serán los mismos centroamericanos quienes darán una conferencia de prensa en la que detallarán lo sucedido ahí dentro.

Por uniradioinforma.com

Compartir

Deja un comentario