Apoyemos a nuestros hermanos más necesitados a través de la Casa de los Pobres.

0

Tijuana, B. C. a 21 de marzo de 2018 – La Casa de los Pobres tiene muchos años de apoyar con alimento, despensas, servicio médico, ropa, zapatos, apoyo escolar, etcétera a nuestros hermanos más necesitados, y a través de ellos podemos apoyarlos donando alimentos, cobijas y otros artículos de primera necesidad a esta institución que atienden las Misioneras Franciscanas de Nuestra Señora de la Paz.

         “El objetivo es que la comunidad de Tijuana en este tiempo especialmente de Cuaresma no olvide a los pobres. Que aquí estamos en La Casa de los Pobres, que siempre nos tengan presente en su corazón, si es posible que puedan apoyarnos con unas cosas en específico para bien de nuestros hermanos más necesitados”, dijo la Hermana Gudelia Betanzos Lara, Misionera Franciscana de Nuestra Señora de la Paz, Encargada de Trabajo Social de La Casa de los Pobres.

         Más de mil 300 desayunos sirven diariamente en esta casa a nuestros hermanos, desde niños hasta personas de la tercera edad.

         Los alimentos que solicitan son arroz, frijol, atún, leche líquida o en polvo, pastas, mayonesa, puré de tomate, huevos, verduras naturales o enlatadas, aceite para cocinar, azúcar, café, galletas, etcétera.

         Así mismo artículos de limpieza como escobas, jabón, trapeadores, etcétera.

         Este año además de alimentos y artículos de limpieza solicitan el apoyo en cobijas y calcetines para hombres.

         “Tristemente, porque no es algo que nos guste a todos, las necesidades siguen aumentando. Nuestros comedores están a su máximo de su capacidad. La gente en Trabajo Social pidiendo una tarjeta de provisión por semana (despensa) y todavía estamos apoyando a los haitianos, aunque los haitianos no viven en La Casa de los Pobres, ellos siguen viniendo precisamente por servicios médicos, servicios de provisión y lo que ellos vayan necesitando”, comentó la religiosa.

         En una casa del Pedregal de Santa Julia donde las religiosas daban catecismo se les prestó a nuestros hermanos haitianos donde viven más de 60.

         También La Casa de los Pobres acondicionó unos baños, siguiendo el ejemplo del Papa Francisco, para que indigentes y enfermos mentales puedan bañarse, les dan alimentos y ropa.

         “Yo creo que es el deber de todas las personas que leemos la Biblia que nunca nos olvidemos de la gente pobre, del hermano que no tiene lo más necesario en su casa. Y que al servir a los pobres servimos a Dios mismo. Recuerden que aquí estamos. Ayúdenos con lo que puedan ayudarnos, pero no nos olviden”, pidió la Hermana Gudelia.

         En el apoyo escolar otorgan semanalmente apoyo a más de 65 niños y jóvenes pobres de diversas colonias que llevan buen promedio escolar.

         En la ropería también ofrecen ropa para quien la necesita. Por ello también solicitan donativos en ropa limpia y en buen estado.

         Además agradece a las personas que llevan sus donativos a esta institución que ayuda a nuestros hermanos que no tienen donde vivir ni qué comer.

         “Que Dios los bendiga en esta Cuaresma. Que nos vayamos preparando para la Pascua también con toda la bendición de Dios. Que Dios los bendiga y los cuide en cada momento, circunstancia y lugar donde se encuentren, y no olviden a los pobres”, mencionó la religiosa.

         La Casa de los Pobres está ubicada en la Calle Génova No. 6511, Colonia Altamira. Y el teléfono es (664) 6871340.

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.