Por: Octavio Fabela

TIJUANA.- El comercio ambulante ha dado de comer a miles de familia desde siempre, pero en esta ocasión, con la presencia del coronavirus, el panorama para los vendedores no se ve muy claro.

Tal es el caso del señor Jesús Rivera, quien desde hace 30 años se dedica a la venta de artículos para el hogar, principalmente en Infonavit Presidentes.

A pesar de la contingencia sanitaria, donde muchos ya se resguardan en la comodidad de sus hogares, los comerciantes ambulantes no pueden considerar esa opción de momento, ya que la venta en las calles es su única fuente de ingresos.

En un día bueno de venta, comentó que sus ingresos pueden ascender hasta los mil 500 pesos, aunque las cantidades suelen variar.

En ese sentido, el señor Rivera ha continuado con su comercio abierto, aunque no ha tenido buenos resultados como en el pasado, ya que la gente no se acerca o sale de sus casas por temor del Covid-19.

«Salimos nada más por cumplir, a hacer la lucha», expresó.

Consciente de las recomendaciones de salud, el comerciante aseguró que de hacerse oficial el toque de queda o cuarentena, acatará orden y se resguardará con su familia, con la que ya logró reunir lo necesario al menos para estar un mes sin salir de casa.

Fuente: http://uniradioinforma.com

Compartir

Deja un comentario