TIJUANA, B.C.- Vistosa y colorida, dinámica y armónica, así resultó la ceremonia de bienvenida al Año Nuevo Chino, que tuvo lugar este sábado 8 de febrero en el Centro Cultural Tijuana, organismo de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, ante un público que abarrotó la Sala de Espectáculos de la institución.

La celebración inició desde que el elenco de bailarines que dan vida a los ingeniosos y llamativos leones chinos, arribaron a la explanada del CECUT, donde danzaron e interactuaron con el público invitándolo a la ceremonia.

El Año Nuevo Chino o Fiesta de la Primavera es la celebración más importante en ese país oriental, porque representa la renovación de la vida, dejando atrás un ciclo que termina y dando la bienvenida a otro que comienza.

Se trata de una celebración milenaria que ha acompañado al pueblo del gigante asiático desde hace más de 4 mil años y es una de las festividades más importantes de la comunidad china en cualquier parte del mundo.

Esta vez, se dio la bienvenida al Año de la Rata de Metal, que cobró especial relevancia porque marca el inicio de una nueva década, lo que añadió motivos de celebración que contó con la presencia del representante de la oficina de Gobierno de la Provincia de Jinlin, China, Chia H. Chu; la subsecretaria de Turismo de Baja California, Ivette Casillas Rivera; el representante de la Asociación de Amistad China- México, Miguel Chen, y el representante del Consejo de la Asociación de la Colonia China de Tijuana, Efraín Si-Tu-Mai, entre otras personalidades.

En seguida se procedió a la ceremonia de bienvenida del Año de la Rata de Metal que, de acuerdo con el calendario tradicional de la nación oriental, dio inicio oficialmente el 25 de enero y se extenderá hasta comienzos del 2021, para dar paso a una serie de presentaciones de movimientos acrobáticos acompañados por música producida por grandes tambores y platillos de metal que amenizaron la ceremonia; la pieza “El corazón del tambor” resultó muy aplaudida por los espectadores.

El público siguió con atención la serie de evoluciones acrobáticas que representan mitos ancestrales por medio de enérgicos movimientos simétricos ejecutados con el tradicional vigor oriental, los cuales provocaron la admiración por su destreza, armonía y exactitud.

A su vez, los integrantes de los talleres de Taichi y Kung Fu, que dirige el profesor José René Márquez en el CECUT y del grupo de Kung Fu del Tecnológico de Tijuana del maestro Bogart Márquez, ofrecieron demostraciones de elegantes secuencias de movimientos armónicos en distintas variaciones, algunos de los cuales se acompañaron por espadas y sables.

La ceremonia contó con demostraciones de varios estilos de las legendarias artes marciales chinas, entre los que destacaron la forma de espada de Tai Chi estilo Yang, el estilo de Kung Fu de la mantis religiosa, el bastón de dos cabezas y la forma látigo de acero de nueve segmentos.

También resultaron muy vistosas y coloridas las danzas rituales, especialmente la «Danza los leones» al igual que la danza “El Dragón escondido se asoma”, desplegadas al compás de grandes tambores, platillos y otras percusiones, durante esta ceremonia que saluda el advenimiento de la primavera, mientras que las acrobacias de un bailarín representando a un mono irritado que rompe todo lo que se encuentra a su alrededor con un sable fueron muy festejadas.

La ceremonia desembocó en la representación de la ceremonia del Despertar al León, basada en una antigua leyenda en la que una princesa, condolida por el desmembramiento de un león muy travieso vuelve a unir las partes de su cuerpo, regresándolo a la vida.

Al final, el público tributó una ovación a los participantes de la vistosa ceremonia de bienvenida del Año Nuevo Chino en el CECUT.

Para conocer el resto de nuestras actividades puede consultar los portales www.cecut.gob.mx, www.mexicoescultura.com www.facebook.com/cecut.mx o en https://www.facebook.com/DraGaliaViankaRoblesSantana/

Compartir

Deja un comentario