Por: Octavio Fabela

TIJUANA.-

Hace 2 años del deslizamiento en Lomas del Rubí que dejó a 260 familias afectadas, 168 predios dañados, además de otras 130 casas que fueron engomadas por personal de Protección Civil ante el inminente riesgo, recordó Atalía Ramos, una de las afectadas por el derrumbe.

Lamentó que a la fecha el problema persista, dado que el gobierno y grupo Melo no ha dado respuesta contundente, pues a la fecha, son 15 las casas adjudicadas ubicadas en Urbi Villas del Prado las otorgadas a algunos de los damnificados.

Aseguró que la ladera sigue cayendo lo que pone en riesgo a más viviendas y agregó que debido a «trabajos hormiga» en el fraccionamiento Pedregal, el movimiento de tierra en la ladera continúa.

«En el fraccionamiento Valle del Pedregal a ciertas horas de la noche, cuando los vecinos no se dan cuenta hacen movimientos de tierra, la masa de tierra sigue inestable, avanza y ellos limpian el fraccionamiento, quitan la tierra y escombros porque toca su fraccionamiento y lo poco o mucho de tierra detiene», expresó.

Atalía refirió que el desarrollo anunciado por el gobernador en Verona, ni siquiera ha iniciado, por lo que difícilmente quedará listo en la fecha que lo prometieron que sería en septiembre.

Fuente http://uniradioinforma.com

Compartir

Deja un comentario