-Mediante el uso de IoT, la startup Appgricola ofrece recomendaciones centradas en el entorno de los cultivos.

-El modelo de agricultura cognitiva se basa en la agricultura de precisión y usa datos tomados en tiempo real mediante dispositivos con tecnología IoT.

MÉXICO.- La productividad del sector agrícola es un atributo cada vez más importante del negocio y los productores comenzaron a tomar en cuenta la adopción de tecnologías de agricultura de precisión como Internet of Things (IoT por sus siglas en inglés o Internet de las Cosas). Ya sea por el cambio climático, la seguridad alimentaria o las oportunidades de exportación, los empresarios del campo han puesto el ojo en cómo producir más a costos más competitivos. NotiPress entrevistó a la startup mexicana Appgrícola, una firma que utiliza IoT e integra el concepto de agricultura cognitiva para centrarse en las recomendaciones en el entorno de los cultivos y con ello mejorar el rendimiento de las cosechas.

El modelo de agricultura cognitiva se basa en la agricultura de precisión al utilizar datos tomados en tiempo real y de manera sistémica mediante dispositivos IoT dispuestos en estaciones meteorológicas, con el propósito de adecuar dinámicamente los procesos productivos y con ello, optimizar y lograr el mayor confort posible de las plantas, alcanzando un mayor beneficio en la producción.

José Raúl Martínez Trejo Luna, socio fundador y product owner de Appgricola, compartió en entrevista exclusiva con NotiPress, mediante la adopción de inteligencia agronómica, logran integrar datos en tiempo real obtenidos de las estaciones meteorológicas y después lo traducen a información útil para el agricultor, entregando un análisis en la palma de la mano mediante una app para smartphones. El productor recibe alertas sobre las acciones inmediatas sugeridas, con base en las condiciones del entorno de los cultivos a través de mediciones de atmósfera y el suelo, entre otras

Para la startup fundada en 2017 y basada en Jalisco, México, la agricultura cognitiva es clave. «Conectamos por medio de la cognición, todos los factores: radiación solar, velocidad y dirección del viento y presión atmosférica», dice Martínez. Por ello, mediante la visión de observar el entorno de los cultivos, se puede «pasar de una agricultura reactiva a una agricultura preventiva y regenerativa a través de mediciones de atmósfera y el suelo», agrega. Asimismo, el product owner destaca, con menos insumos de síntesis química, la agricultura cognitiva permite mejorar la productividad a partir del control atmosférico y de los suelos.

Mediante una alianza con S4IoT, fabricante de dispositivos IoT, implementan sensores de Internet de las Cosas que vuelcan datos en las estaciones meteorológicas dispuestas estratégicamente en los cultivos, quienes a su vez, suben los datos a la nube para posteriormente ser analizados y con ello generar alertas preventivas a los agricultores para la corrección oportuna de los problemas que están presentando o se presentarán. Inicialmente, la startup se especializó en plantaciones de aguacates, berries e higos, pero también trabaja con otros cultivos, como el caso de la manzana.

Appgricola trabaja en una prueba piloto en alianza con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) en 15 estados mexicanos y 18 municipios, en cultivos de maíz, frijol, trigo y arroz. Entre los casos de éxito documentados de la startup mexicana, destaca un proyecto en cultivos de aguacates en un huerto de 20 hectáreas, alcanzando un 28% de productividad por árbol, al utilizar la agricultura cognitiva y permitiendo mejorar el precio por kilogramo en un 6.7%. Todo esto, explica Martínez, es posible al utilizar los algoritmos de software que pueden generar las recomendaciones orientadas al mantenimiento eficiente y preciso de los cultivos.

Ramón Díaz, ingeniero en sistemas, socio fundador a cargo del área comercial, explicó, la startup tiene un modelo de negocios donde la parte del hardware (estaciones meteorológicas) de IoT puede ser comprada o rentada, para luego comercializar un acceso a informes y análisis de los cultivos. El acceso a la analítica puede hacerse por parte de agricultores por trimestre, semestre o por todo un año.

Durante la entrevista, los emprendedores fundadores de la startup de agricultura cognitiva, explicaron, la firma se especializa en la denominada «última milla del productor», es decir, a partir de los datos obtenidos por las estaciones meteorológicas, estos se interpretan y ahí es donde se generan las recomendaciones. Si bien el emprendimiento mexicano integra tecnologías IoT a fin de centrarse en el entorno de los cultivos, su diferenciación de otros jugadores del mercado se relaciona con el grado de profundidad del análisis para producir respuestas prácticas para el día a día del agricultor. 

Fuente: http://uniradioinforma.com