Por: Alberto Elenes

TIJUANA.- Tanto la Guardia Nacional como el Instituto Nacional de Migración (INM) se han dedicado a reforzar parte de sus operativos en zonas aledañas al Río Suchiate, para hacerle frente al posible escenario de la conocida “caravana del diablo”.

 

Es en la frontera sur de México (Chiapas), donde estos operativos pueden ser vistos, en aras del arribo de migrantes a partir de mañana 31 de enero.

 

Los migrantes, se pronostica, viajarían de San Pedro Sula, Honduras, para entrar por la parte sur de México en el transcurso del fin de semana.

Como ha sido común en ocasiones pasadas, los centroamericanos han decidido organizarse vía redes sociales, siendo su aliada más importante la aplicación WhatsApp, en la que se comunican y coordinan, donde incluso se ha dicho que están dispuestos a confrontar a las autoridades si se les impide el paso.

En contraste, la Guardia Nacional ha manifestado estar lista tras este anuncio, con órdenes del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, cuyo mensaje ha sido permitirles la entrada en tanto no vulneren la legalidad y la paz.

Compartir

Deja un comentario