Estados Unidos.- En una presentación digital desde la sede de la empresa en Cupertino, California, a causa de la pandemia de COVID-19, Apple anunció su nuevo Apple Watch Series 6 que emite luz roja e infrarroja sobre la muñeca y evalúa el reflejo recibido para estimar el color de la sangre y, por consiguiente, el nivel de oxígeno.

El reloj inteligente llega a su séptima generación añadiendo varias funciones de gran calado. Entre ellos destaca el sensor que mide el oxígeno en sangre, una característica que tendrá un especial interés en la evaluación de enfermedades respiratorias como el coronavirus.

El proceso para medir la oxigenación de la sangre dura 15 segundos en total, por lo que es muy cómodo.

“A medida que todos continuamos abriéndonos camino en estos tiempos difíciles y enfrentamos los desafíos que la COVID-19 está causando en nuestras comunidades y en todo el mundo, es muy inspirador cómo todos se han adaptado”, dijo Tim Cook, y agregó que él y el equipo están conscientes del “papel importante” que han jugado los productos de la marca durante esta difícil era.

Es por ello que esta nueva generación de relojes están pensados en la salud: mejorarla, cuidarnos y hasta movernos -entiéndase como ejercicio-.

Fuente https://www.uniradioinforma.com/