TIJUANA, B.C.– La pintora sinaloense Lourdes Lewis celebrará 30 años de carrera artística en el Centro Cultural Tijuana, organismo de la Secretaría de Cultura federal, con la exposición “Digamos que nada existió”.
La muestra será inaugurada este viernes 29 de noviembre a las 19:00 horas en la Sala Central de Exposiciones que alojará obra bidimensional en distintas técnicas de la reconocida artista plástica, cuya entrada será libre.
Lourdes Lewis comenzó su formación bajo la tutela del pintor Guillermo Sanders, discípulo del destacado ilustrador Germán Gedovius, en la Ciudad de México; con Sanders, la artista aprendió a observar la naturaleza y a dominar el boceto y la pintura al óleo.
Lewis estudió en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda” del Instituto Nacional de Bellas Artes, con maestros como Benito Messeguer, Sebastián y José Luis Cuevas, entre otros, titulándose como pintora profesional en esta prestigiosa escuela.
Hacia 1970 conoció al maestro japonés Ejo Takata con quien aprendió los fundamentos del budismo zen y en 1975 fue becada por el gobierno japonés para estudiar en el Instituto Urasenke en las ciudades de Kyoto y Tokio, en Japón.
A su regreso a México, inició su trabajo como docente en el Centro de Educación Artística en Polanco, en la Ciudad de México, donde preparó a jóvenes para la docencia en Artes Plásticas durante varios años; en Tijuana fue profesora de Artes Plásticas y coordinadora académica de la Casa de la Cultura Altamira, así como coordinadora de la Galería de la Ciudad del Instituto Municipal de Arte y Cultura (IMAC), en donde promovió de forma constante el trabajo de artistas emergentes.
Lourdes Lewis obtuvo el tercer lugar en pintura en la XI Bienal Plástica de Baja California del ICBC; algunas de sus piezas pictóricas formaron parte de la selección del Concurso Nacional Anual “Arte Joven” de la ciudad de Aguascalientes en su edición 1975 y su obra fue seleccionada en la Bienal Plástica de Baja California en las ediciones X en 1995, XII en 1999 y XIII en 2001.
A lo largo de su carrera pictórica, Lewis —cuya producción oscila principalmente entre el paisaje y los personajes reales e imaginarios— ha realizado múltiples exhibiciones individuales y colectivas en México y Estados Unidos; “Digamos que nada existió” es la primera de índole retrospectiva.
Lídice Figueroa, curadora de esta muestra, señala que “el budismo zen es la espina dorsal que estructura los procesos y la obra de Lourdes Lewis, una filosofía que ilumina su vida y su quehacer artístico, con un énfasis en vivir en el aquí y el ahora, aquietar la mente y fluir, método que la artista utiliza para crear”.
Acerca del paisaje, uno de los temas recurrentes en esta exhibición, Figueroa explica que “el paisaje le sirve a Lourdes como un vehículo para explorar su conexión anímica con el ambiente, no existen en sitio alguno excepto en la imaginación de la artista y tienen una clara influencia de los paisajistas chinos y japoneses”.
Respecto a los retratos de Lewis, la curadora pondera “una habilidad asombrosa para comunicarse con todos sus retratos que muestran esos encuentros en donde reconocemos emociones, ideas y experiencias que son también nuestras. Se trata de una mirada valiente y empática que, a veces, encuentra la belleza en lugares terribles y oscuros”.
Lourdes Lewis asegura a su vez: “Soy una gran observadora de todo y a veces mi pintura asombra por lo que yo he visto y otros no, me gusta encontrar la belleza en las personas, pero también observo el dolor y lo plasmo en mi obra”.
La artista reveló sentirse entusiasmada de exponer en el CECUT: “Saber que este espacio, la Sala Central de Exposiciones, es un sitio por donde pasan muchas personas y a diferencia de otras salas es totalmente abierta y de entrada gratuita, me llena de emoción”.
Para conocer el resto de nuestras actividades puede consultar los portales www.cecut.gob.mx, www.mexicoescultura.com, www.facebook.com/cecut.mx o en https://www.facebook.com/DraGaliaViankaRoblesSantana/
«Del verano aquel» Técnica mixta sobre madera
«Encuentro» Óleo sobre tela
Compartir

Deja un comentario