Agencias.- Svetlana Petrova, una artista originaria de San Petesburgo, Rusia, ha colocado a su gata Zarathustra, como testigo de excepción en numerosas pinturas icónicas de la historia del arte.

Da Vinci, Diego Velázquez, Van Gogh, Dalí o Botero, no han escapado de la presencia del felino.

Petrova y Zarathustra han recreadomás de 150 pinturas y las han compilado en un libro titulado “Fat Cat Art: Famous Masterpieces Improved by a Ginger Cat with Attitude”.

Svetlana heredó a Zarathustra de su difunta madre. La gata era muy querida y bien alimentada, por lo que Svetlana tenía claro cómo llamar a su nuevo proyecto: Fat Cat Art.

Las imágenes de las pinturas recreadas se han vuelto virales desde hace unos años.

Fuente: http://uniradioinforma.com

Compartir

Deja un comentario