Mérida, 2 Jun (Notimex).- El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que de marzo a mayo, la economía nacional vivirá un periodo complicado por los efectos de la pandemia del COVID-19.

“Abril, mayo y junio va a estar más complicado que de enero a marzo, pero de julio hacia adelante vamos a recuperarnos, va a empezar la recuperación, ese es mi pronóstico y estoy trabajando para eso”, dijo en conferencia de prensa.

El mandatario federal previó que entre junio y julio se recuperarán considerablemente lo índices económicos del país, en gran medida, por el plan de reactivación de los sectores minero, automotriz y de la construcción.

Sumando a la reactivación de los sectores industriales, estimó que la entrada en vigor del Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) fortalezcan la economía de la región.

Aunque los meses de marzo a mayo, donde se acentuó la propagación del coronavirus, fueron complicados, enfatizó que la recaudación se ha mantenido, en promedio con 70 mil millones de pesos y la recepción de remesas ha registrado niveles récord con 4 mil millones de dólares.

“Las ventas de los comercios no se han desplomado y ya hablábamos del empleo, ‘hubieron’ días en mayo, días en que no se perdieron empleos, que al contrario, se crearon pocos, pero ‘hubieron’ nuevos empleos inscritos en el seguro social”, abundó.

De acuerdo con datos gubernamentales, en abril se habría registrado una tasa de desempleo de 550 mil y durante mayo la cifra bajará a 350 mil empleos.

De igual forma, destacó que el peso se ha logrado valuar ya que durante la época más complicada de la emergencia sanitaria pasó de 25 pesos por dólar para ubicarse en los 22 pesos por dólar.

Fuente https://www.uniradioinforma.com/

Compartir