Fuente: Agencia México

MÉXICO.- Ferdinando Valencia y su pareja Brenda Kellerman ofrecieron más detalles del lamentable deceso de su hijo Dante durante la entrevista que concedieron al programa Hoy.

De acuerdo al actor, sus hijos Dante y Tadeo nacieron en perfecto estado de salud, pero uno de los doctores que estaba a cargo de los mellizos les informó que el primero sería llevado a terapia intensiva para recibir oxígeno, hecho que a poco más del mes de su muerte, consideran innecesario.

“Estoy seguro que si la primera toma de decisiones hubiera sido diferente, el resto de nuestra historia hubiera sido diferente (…) Estaban muy bien, los tabuladores marcaban perfección para nuestros hijos, pero alguien dijo ‘veo que uno está mal, vamos a darle oxígeno dos horas y después te lo regreso’. (…) Es obvio que si el niño sale cinco días después del hospital y está con nosotros una semana, que fue la semana que más lo disfrutamos, la bacteria la pescó en el hospital”, dijo Valencia.

Aunque el histrión no aseguró del todo que la enfermedad que adquirió el bebé y que a la postre lo llevó a la muerte se tratara de una negligencia médica, dejó entrever que, si ese doctor hubiera tomado otra decisión, su pequeño seguiría con vida.

“Pasan las dos horas y digo ‘¿qué pasó? ¿dónde está mi hijo’; me dicen ‘pues si ya le dimos dos horas, ya te lo vamos a cobrar vamos a dejarlo que pase la noche’ (…) En la búsqueda de sus propios intereses no sabían lo que estaban detonando en nuestras vidas porque es obvio que ellos no tenían una mala intención tal vez”, indicó.

A su vez, Brenda indicó que durante el tiempo que el niño estuvo en terapia de oxígeno, no recibió ningún tipo de alimento. “No me lo alimentaron, duraron tres días sin alimentarlo”, subrayó.

Hasta este momento la pareja no reveló si intentarán proceder legalmente en contra del médico que estuvo a cargo de sus hijos, a pesar de seguir lamentando la muerte de Dante.

Por: uniradioinoforma.com 
Compartir

Deja un comentario