MÉXICO.- Eugenio Derbez, quien en los últimos años ha sobresalido en Hollywood como actor y productor en diversas historias, dijo que su propósito ha sido realizar películas que dignifiquen a los latinos.
Durante su paso por la alfombra verde con motivo de la premier de la película Dora y la ciudad perdida, en la que interpreta a “Alejandro”, en la que además funge como uno de los productores ejecutivos, comentó que participar como productor en filmes y series de Estados Unidos, le permite tener un mejor control de lo que quiere hacer.
“Siempre he tratado de hacer películas que dignifiquen a los latinos en Estados Unidos. Esta vez mi tarea fue cuidar lo latino, cuidar que la parte en español no tuviera errores, pues muchas veces vemos películas americanas que retratan a meseros de restaurantes mexicanos que no hablan así o que en el fondo se ve a alguien bailando flamenco”.
Consideró que Dora y la ciudad perdida, en la que también actúan Eva Longoria, Benicio del Toro, Madelyn Miranda, Isela Vega, Michael Peña y Adriana Barraza, entre otros, es importante porque le da pantalla a los latinos, sobre todo en una época en la que son perseguidos en el país vecino del norte.
“Allá nos ven como criminales y violadores, por lo que es fundamental que salga una historia que hable bien de ellos. En este caso, la heroína es latina y les envía un mensaje positivo, sobre todo a los niños que viven allá y que no hablan español porque los bullean por ser mexicanos o morenitos”.
Eugenio Derbez desea que los infantes sientan que es correcto y aceptado hablar en español. “Que está bien ser morenito y ser latino, lo cual es un gran apapacho para ellos”.
Tras admitir que en varias ocasiones ha sido discriminado en Estados Unidos, destacó que también trata de apoyar a los latinos o mexicanos que quieren destacar allá.
“Me costó mucho trabajo llegar a donde estoy y no me gusta ser envidioso. Si le puedo ahorrar trabajo a algún compañero, si puedo ayudarle en algo, lo hago. Hay tanto talento en México que trato de jalarme a comediantes de mi país. Es una manera de apoyar a mis amigos y a mi gente”.
Dora y la ciudad perdida tuvo locaciones en Australia. Resaltó que fue duro trabajar allá debido a las condiciones de la jungla en que se desarrollaron la mayoría de las escenas.
Sin embargo, también fue maravilloso porque estuvo durante cuatro meses y medio con su esposa Alessandra Rosaldo y su hija Aitana con poca comunicación al resto del mundo.
“Estábamos lejos y desconectados, sin celular, sin internet. Además, el cambio de horario es muy diferente al de acá y nadie nos molestaba, éramos una familia normal. Mi esposa decía que no me compartía con nadie, que allá nadie me conocía, que llegaba a la casa temprano y no salía de nuevo”.
Otros proyectos en los que trabaja Eugenio Derbez son: Speedy Gonzales, Los tres tenores y la nueva versión de La familia P. Luche. Dijo que más adelante dará detalles.
Fuente: uniradioinforma.com
Compartir

Deja un comentario