México, 21 Abr (Notimex).- Con ocho mil 772 personas contagiadas y 712 defunciones, hasta el último corte, autoridades de la Secretaría de Salud decretaron la Fase 3 de la epidemia de COVID-19 en México, etapa donde se alcanzará el más alto pico de casos y hospitalizaciones.

Durante la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, informó que el punto máximo de la epidemia se ha proyectado entre el 8 y 10 de mayo.

La declaratoria de la Fase 3, indicó, se da debido a que en el país hay cuatro regiones que supera los mil casos y en el centro de México hay más de cuatro mil. Detalló que la zona oriente cuenta con mil 946 personas infectadas, el norte con 938, el centro cuatro mil 442 y el sureste mil 446.

Subrayó que, si bien otros países cuando llegan a la etapa más complicada de la epidemia o se ven rebasados utilizan la fuerza pública para facilitar el que las personas se queden en casa y con ello evitar más contagios, México no recurrirá a esto.

“Lo que hemos visto en otros países cuando se ven rebasados por la epidemia y que desafortunadamente no pudieron tomar las medidas en momento temprano, es que acudieron a la fuerza pública.

“(Sin embargo) cada país tiene su realidad social, económica, política y cultural. En el caso de México, las medias sanitarias están centradas en el tema de la actividad laboral, la suspensión de las escuelas y el espacio público sin necesidad de ejercer la fuerza pública”, apuntó.

En ese sentido explicó que con la entrada a la Fase 3 se continuará con las medidas ya establecidas como la extensión de la Jornada Nacional de Sana Distancia hasta el 30 de mayo en los municipios con mayor contagio y hasta el 17 en donde hay menor transmisión.

Así como con la protección a los grupos de riesgo que son los adultos mayores, las mujeres embarazadas y las personas con enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, obesidad, entre otras.

Señaló que precisamente este momento, en donde hay un gran aumento de los casos, contagios y hospitalizaciones, es muy importante que se continúe con las medidas de aislamiento social, pues de no hacerlas podría haber un “escenario devastador”.

“Vienen momentos difíciles, pero cuando se está preparado y se han hecho los arreglos necesarios para expandir la capacidad de atención hospitalaria se puede enfrentar (la epidemia) de manera ordenada y en las condiciones más favorables”, apuntó.

La Fase 3 está caracterizada como epidémica, y en este escenario hay brotes regionales y dispersión nacional de la enfermedad. Los casos se estimarán en miles, aunque de los cuales la mayoría serán con síntomas leves, cerca del 12 por ciento con síntomas graves y el seis por ciento o menos casos muy graves.

Al aplicarse el escenario 3 en un país o localidad se especifica, al igual que en la Fase 2:

– No saludarse de beso ni de abrazo

– Se suspenderán los eventos en espacios públicos cerrados como cines, estadios, etcétera (Esto también ya ha sido aplicado en varias localidades de México). 

– Se suspenderán los eventos públicos en espacios abiertos como playas, plazas comerciales, parques y otros.

– También se suspenderán las clases en todos los niveles (Algo que también ya se aplica en varias ciudades y municipios de México).

– Por último, se suspenderá cualquier tipo de actividad en centros de trabajo que presenten algún brote activo. 

– Se realiza una cuarentena generalizada.

En la etapa epidemiológica, Fase 3 o escenario 3 el virus afectará a miles de personas en varias localidades. Es el momento en que se pone en marcha el protocolo sanitario más drástico como la cuarentena generalizada.

Mayo será el punto álgido del Covid-19 en Tijuana: secretario

-Habilitarán estadio Zonkeys como unidad médica auxiliar; tendrá 92 camas adicionales.

-Procurarán no carecer de personal médico para combatir la pandemia.

Entre finales de abril y principios de mayo se mostrará el punto más crítico en cuanto a casos de Covid-19 en Tijuana, advirtió el secretario de Salud de Baja California, Alonso Pérez Rico.

Es por esto, que destacó que desde estas fechas ya se preparan para atender a toda la población que requiera de asistencia médica, para lo cual han solicitado apoyo tanto de las autoridades, como de la sociedad civil.

En una primera instancia, reconoció que en total, el municipio tiene a su disposición unas 500 camas para atender a pacientes de coronavirus, dispersadas en algunos hospitales, principalmente el General de Tijuana.

Aunado a esto, 92 camas se han dispuesto por la asociación «Apoyemos a Tijuana», en el auditorio de los Zonkeys, y podrían utilizarse a principios del mes de mayo cuando la curva epidemiológica llegue al punto más alto.

Se estima que en el punto más alto de los contagios se tenga a 400 pacientes hospitalizados. Los que ya estén en fase clínica de recuperación serán trasladados a la unidad médica auxiliar, donde no se aceptarán a quienes se presenten en condición crítica. Para esos casos, aseguró el secretario, tendrán espacios en los hospitales con todo el equipo para atenderlos.

Del mismo modo, celebró que, aunque por el momento no existe carencia de personal de salud, se tiene aprobada la contratación extraordinaria de 150 médicos y enfermeras para atender la pandemia. Pese a no requerir de ellos todavía, Pérez Rico consideró que utilizarán este recurso hasta que sea estrictamente necesario. 

Para la última fase de la convalecencia, expuso, se requiere de dos médicos y cuatro enfermeras por cada 10 pacientes.

Los especialistas se concentrarán, en el caso de Tijuana, en los hospitales HGT y HR20 del IMSS. 

Finalmente, añadió que militares podrían participar en el resguardo de las instalaciones médicas de ser requerido.

Fuente: http://uniradioinforma.com