TIJUANA.- El gobernador Jaime Bonilla Valdez lamentó que los directivos del Instituto Mexicano del Seguro Social, en especial la delegada regional del IMSS, Desirée Sagarnaga, sigan sin poner las pilas ante la pandemia que ya mató a 33 bajacalifornianos.

Por lo anterior y durante su transmisión de este lunes 13 de abril, exigió a la delegada emitir los reportes correspondientes, así como denunciar sus faltantes de insumos para atacar el coronavirus, pues su omisión generó que varios médicos contrajeran el virus al no contar con el material adecuado para protegerse del Covid-19.

«Es muy importante que abordemos el tema del Seguro Social, nosotros aquí en el estado de Baja California a través de las instrucciones que se te han dado y que tú has seguido fielmente con respecto a las tareas cotidianas de qué se necesita ventiladores, batas, cubrebocas», expresó.

Bonilla refirió que él visualizaba que le talón de Aquiles ante esta pandemia sería el IMSS, dado que era notorio el desprendimiento y despreocupación por el tema de la contingencia sanitaria.

«Los mismos médicos que tiene el Hospital General los tiene el Seguro Social y estamos viendo que están cayendo como moscas», dijo el ejecutivo estatal. 

Por último, el gobernador reiteró su petición a la delegada Desirée Sagarnaga para que tome cartas en el asunto, pues sus omisiones, así como de altos mandos en el IMSS han afectado al personal médico y han contribuido a un mayor número de contagios en la entidad.

Fuente: http://uniradioinforma.com