Mazatlán, Sinaloa,  La etapa más dura, mejor conocida como etapa de choque, comenzó para el Club Tijuana dentro del periodo de Pretemporada rumbo al arranque del Apertura 2019.

Fue el primero de diez días de intenso trabajo que tendrá el cuadro Xoloitzcuintle en dobles y hasta triples sesiones, etapa de trabajo diseñada por el Preparador Físico Fabián Bazán, así como los auxiliares técnicos José María Bazán y Diego Torres.

El primer equipo arribó a Mazatlán poco después del medio día, ya con las incorporaciones de los defensas Jordan Silva y Aldo Cruz, así como el mediocampista argentino Lolo Miranda y el atacante Mauro Lainez, refuerzos para el próximo Torneo de Apertura 2019 y quiénes recibieron una “calurosa” bienvenida por parte de sus compañeros.

La de este jueves fue una práctica de únicamente 45 minutos que inició a las 17:30 horas para que mañana viernes, el primer llamado sea antes de las 8 am.

Compartir

Deja un comentario