TIJUANA, B.C.- Ante un lleno total, la Faraona hizo acto de presencia en la Sala Carlos Monsiváis del Centro Cultural Tijuana, organismo de la Secretaría de Cultura, por medio de la proyección, este viernes 31 de mayo, del corto ganador del Frontera Short Festival de San Diego, California, del director tijuanense José Paredes.
Y hoy, como ayer en los salones de lujo del antiguo Casino Agua Caliente, la Faraona paseó su belleza de celuloide ante un público que observó admirado la materialización de una leyenda que no por enigmática deja de ser auténticamente tijuanense, filmada en el mismo sitio donde nació 90 años atrás.
En opinión del profesor Enrique Briseño, quien facilitó las gestiones para que el corto de Paredes se grabara en las instalaciones de la Preparatoria Federal Lázaro Cárdenas, donde, dicta la tradición oral, aún hoy se aparece una mujer vestida de blanco que es la encarnación de la hermosa bailadora de flamenco, quien habría sido asesinada por un amante rico en tiempos del casino, el corto de Paredes preserva el patrimonio cultural intangible de la ciudad.
Una versión asegura que el hombre decapitó a la sensual bailarina, otra se limita a señalar que la ultimó de un disparo, como haya sido, Paredes combinó las dos para ofrecer un relato que en su breve metraje de apenas 22 minutos incursiona con acierto en el thriller psicológico y el género de horror.
Además, la parábola que traza entre la consumación del trágico suceso y el presente del cortometraje, no solo contemporiza la leyenda, que es el rasgo más notable de la cinta, sino introduce un elemento que la lleva más allá del solo relato de la trágica historia de la bailarina sin cabeza para plantear una suerte de maldición que se mantiene latente hasta que llega el momento de saldar cuentas con el pasado, rasgo que lleva a otra dimensión a la película.
Con las actuaciones de Julieta Montenegro como la Faraona, David Flores en el papel del amante asesino, Víctor Rangel como Jesús, el joven estudiante que sirve de instrumento para traer al presente a la bailadora sacrificada, y Enrique Saint Martín, como el abuelo de Jesús, a quien alcanza la maldición de la Faraona, presentes todos la noche de su proyección, junto con el fotógrafo del film Iván Gómez Álvarez, el productor Fernando Fisher y el coordinador de la Cineteca Tijuana, Carlos Fabián Sarabia, el corto de Paredes, aun en la brevedad de su duración, confirma el oficio de su director y guionista, al tiempo que muestra el saludable estado que guarda la cinematografía producida en la región.
Para conocer el resto de nuestras actividades puede consultar los portales www.cecut.gob.mx, www.mexicoescultura.como en www.facebook.com/cecut.mx.
Compartir

Deja un comentario