TIJUANA.- La tarde de este martes, desde la puerta del servicio de la morgue, escurrió sangre, tal vez de manera accidental, pero al alcanzar la calle el líquido hemático despidió un desagradable aroma que rápidamente inundó la zona.

El personal del Semefo notó el escurrimiento cuando usuarios comenzaron a registrarlo a través de imágenes y videos con sus teléfonos por lo que procedieron a limpiar, sin embargo, aún quedaban charcas teñidas de un color pardo rojizo.

Una vez que se limpió el líquido derramado, el olor nauseabundo continuó durante varios minutos, en una clara muestra, según los vecinos de la necesidad de que Semefo debe ser retirado del lugar que ocupa sobre el bulevar Fundadores.

En las orillas de la calle quedó la evidencia de los charcos de agua con la que se limpió la sangre ligeramente tintados del color del líquido hemático.

Con esto quedó constatada una vez más la necesidad de que las instalaciones del Servicio Médico Forense sean reubicadas a un punto en el que no queden en medio de una zona habitacional.

Vecinos molestos reportaron que no es la primera vez que este problema se suscita en el área.

Fuente: http://uniradioinforma.com