Por: Octavio Fabela

TIJUANA.- Ya son 11 los cuerpos y un cráneo lo hallado por el colectivo Una Nación BuscándoT en una fosa clandestina en el predio del ejido Maclovio Rojas, tras 8 días de excavaciones.

A pico y pala y en su mayoría mujeres, han trabajado hasta 10 horas diarias con el firme propósito de encontrar a sus hijos.

Las madres de desaparecidos recibieron la ayuda de la máquina excavadora que prometió la Fiscalía General del Estado. Con esto terminaron de revisar el predio. 

No hubo más hallazgos. El saldo final fue de 11 cuerpos rescatados y un cráneo. 

Impulsadas por el anhelo de encontrar a su hijo desaparecido, mujeres de diferentes edades escarbaron hasta 10 horas en el patio de la casa convertida en fosa clandestina en el ejido Maclovio Rojas.

Para las mujeres son jornadas agotadoras que empiezan a las ocho de la mañana y terminan al anochecer cuando el hambre, sed y cansancio, terminan por agotarlas.

Su esfuerzo y trabajo del grupo compuesto mayoritariamente por mujeres, no tuvo la respuesta y acompañamiento de la Fiscalía General del Estado, que inclusive les regatea el tiempo para acudir a recoger los restos desenterrados.

Angélica Ramírez, vocera del colectivo Una Nación BuscandeT y Claudia Suárez, madre de una de las más de 2 mil personas desaparecidas en Baja California, forman parte del equipo que excava desde el martes 4 de enero. 

«Tenemos dolor de cabeza, las manos ampolladas, algunos compañeros se han golpeado, se han caído, es muy cansado, de ánimos estamos muy mal porque nos sentimos desesperados, tenemos las ganas de ya encontrar a nuestros hijos, pero pasan los días y nada», comentó la señora.

Fuente: http://uniradioinforma.com