TIJUANA, Baja California  – Ocho jugadores de Toros de Tijuana se aprestan para iniciar mañana la batalla en la gran final de la temporada 2020-21 de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP).

Tomateros de Culiacán y Naranjeros de Hermosillo ya velan armas para llevar hasta la última instancia el “clásico” de la pelota invernal mexicana, en una guerra deportiva que se jugará a ganar cuatro duelos y coronará al nuevo monarca.

El conjunto de la capital sinaloense llegó a la final tras haber dejado en el camino a Algodoneros de Guasave y a Yaquis de Ciudad Obregón. En sus filas han sido vitales las aportaciones de José Guadalupe Chávez, Efrén Navarro, Manny Barreda, Gerardo Sánchez y Carlos Torres, quienes están incluidos en el roster de Toros de Tijuana en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB).

Chávez y Navarro son titulares indiscutibles en la ofensiva de la novena que comanda el manejador Benjamín Gil, mientras que Barreda es el as de la rotación “guinda”, siempre respaldado por el poderoso bullpen en el que participan Sánchez y Torres.

En el bando sonorense la representación de Toros de Tijuana corre a cargo de los jugadores de cuadro Luis Cruz, Niko Vásquez y el serpentinero José Samayoa.

El “Cochito” se encarga de la segunda base, mientras que Vásquez se desempeña en la primera base y Samayoa integra la rotación en el equipo que maneja Juan Navarrete.

Tomateros y Naranjeros se medirán por quinta ocasión en su historia en una gran final. El balance es de dos seis ganadas para cada bando.

En general el conjunto de Hermosillo suma 16 campeonatos y la novena de Culiacán tiene doce.