Por: Notipress.

El 17 de enero el Instituto Nacional de Migración restringió la entrada de cientos de migrantes de Guatemala que buscaban ingresar a México a través del Río Suchiate, en Chiapas. Estas acciones surgen como respuesta a los operativos para evitar el paso de migrantes indocumentados al país. El 15 de enero, una caravana migrante iniciada en Honduras comenzó su éxodo para cruzar la frontera de Estados Unidos, movilizando a los ejércitos de Guatemala y México.

Dicha caravana, compuesta por más de 9 mil migrantes hondureños y guatemaltecos, sufrió de la represión de las fuerzas de seguridad de Guatemala. Los agentes de la fuerza de seguridad lanzaron gases lacrimógenos y reprendieron con palos a los migrantes que intentaban cruzar la frontera. Esto fue justificado por las autoridades guatemaltecas, alegando, los migrantes no contaban con una prueba que garantizara no estar contagiado de Covid-19.

Por su parte, agentes migratorios de México se han desplegado a lo largo del Río Suchiate, la principal vía para cruzar la frontera entre México y Guatemala. En este sentido, los agentes pedirán a los migrantes sus documentos para comprobar su estancia legal en México; sin embargo, pocos son los que cuentan con dichos requisitos. En Ciudad Hidalgo, Chiapas, se mantiene la presencia de la Guardia Nacional, el Ejército y la Marina para reforzar la seguridad de los agentes migratorios ante el avance de la caravana migrante por Guatemala.

La primera de las grandes caravanas migrantes partió de Honduras en 2018 como respuesta a la violencia vivida en el camino para cruzar la frontera. Según la ONU Migración, el 80 por ciento de las mujeres migrantes son violadas en el camino, y la mayoría de las personas que optan por salir del país donde viven lo hacen por las condiciones de pobreza y violencia. Muchos de los migrantes que comprenden la caravana esperan mayor flexibilidad ahora que Joe Biden tome posesión del cargo de presidente de Estados Unidos. No obstante, Washington desechó esa opción a través de la Oficina de Aduanas y Protección Fronterizade Estados Unidos, «No pierdan su tiempo y dinero y no arriesguen su seguridad y salud».