Por: Notipress.

Los problemas de ciberseguridad en redes de acceso remoto han registrado un aumento importante durante la pandemia de Covid-19, informaron especialistas en tecnologías de la información (TI). En el caso de instituciones educativas, los ciberataques sobre estas redes suponen riesgos tanto para la información sensible de alumnos y profesores, como en cuestiones de infraestructura de campus y escuelas.

De acuerdo con un análisis de Quest Software, fabricante global de soluciones basadas en software, con acceso al equipo de NotiPress, esto se debe a lasvulnerabilidades individuales de profesores y estudiantes. Al ingresar de manera remota a redes de instituciones educativas, los ataques potenciales a sus cuentas y dispositivos suelen ser el punto de partida donde piratas informáticos acceden a la red general y otros equipos conectados, agregaron.

Según especialistas de Quest, los piratas informáticos que atacan talespuntos de acceso remoto, también denominados endpoints, aprovechan el ecosistema de cuentas asociadas a los dispositivos móviles y equipos de cómputo. Entre las cuentas pueden encontrarse las redes de acceso a servicios bancarios, credenciales para plataformas de pagos digitales, acceso a la institución educativa, y redes sociales.

Gracias a los avances en seguridad de redes y TI, los organismos educativos consideran implementar estrategias relacionadas con Trae tu Propio Dispositivo (BYOD, por sus siglas en inglés). Esta tendencia aún cuenta con un gran número de vulnerabilidades, en tanto las empresas y organizaciones no pueden monitorear las redes de dispositivos personales en su totalidad. Pese a ello, los departamentos de TI son capaces de gestionar inventarios yautomatizar actualizaciones para generar un ecosistema más seguro de aplicaciones y programas. «La ciberdelincuencia no desaparecerá, pero sí es posible reducir riesgos y salvaguardar información importante», agregó Quest Software.

Por su parte, especialistas del distrito de escuelas Easter Carver County, Estados Unidos, indicaron que las escuelas deben fortalecer todas las defensas digitales posibles ante los ciberataques. La contingencia sanitaria ha modificado la enseñanza a distancia, y puso al descubierto una serie de vulnerabilidades involucradas en su ecosistema digital, comentó su administrador Craig Larsen. Según Larsen, el riesgo de que alumnos y profesores sean objeto de vulnerabilidades se reduce considerablemente conmejores programas de seguridad, y equipos de línea proporcionados por las mismas instituciones.

Al migrar hacia aulas digitales y enseñanza a distancia, las instituciones educativas registran un crecimiento en casos de ciberataques entre su personal y redes de acceso remoto. Según datos oficiales de Quest Software México, las instituciones de educación superior registran el mayor número de ataques, con el 13% del total de sus infracciones durante un plazo de 6 meses. Iniciativas para mejorar la seguridad y control de aplicaciones, con uso de equipos de línea personalizado, pueden mitigar futuras vulnerabilidades, agregaron.