Por: Notipress. 

En un comunicado publicado en su blog oficial el 2 de diciembre de 2020, la red social Twitter anunció una actualización y endurecimiento de sus políticas contra el discurso de odio. Ahora, esta plataforma sancionará el uso de lenguaje deshumanizante motivado por la raza, etnia o lugar de procedencia. Adicionalmente, se ha comprometido a ofrecer un esquema de moderación más profundo y coherente, así como criterios mejor definidos acerca de las conductas prohibidas.

Desde su creación, la popular red social de microblogging contempla el cumplimiento de un conjunto de reglas con el objetivo de «garantizar que todas las personas puedan participar en la conversación pública de manera libre y segura«. Estas prohiben conductas como la suplantación de identidad, la publicación de información privada no consensuada y la incitación a la violencia.

No obstante, desde julio de 2019 la plataforma incluyó una cláusula que especifica acciones contra el uso de «lenguaje deshumanizante» con motivos de casta o religión. En marzo de 2020, estos criterios se ampliaron para abarcar criterios de edad, discapacidad o edad, a los cuales se abona la última actualización de diciembre 2020.

La plataforma insta a su base de usuarios a reportar publicaciones sospechosas de incumplir con los términos anteriores. Las sanciones oscilan entre limites parciales o totales a la visibilidad de los tuits, hasta la suspensión de permanente de la cuenta transgresora.

Según lo detallado por Twitter en su comunicado, estas modificaciones tomaron en cuenta retroalimentación de los usuarios y el llamado Consejo de Confianza y Seguridad. Este reúne expertos de organizaciones de todo el mundo con miras a «profundizar en su experiencia en esta área» y abordar las relaciones profundas entre raza, etnia y lenguaje.

Entre las recomendaciones recibidas de manera continua por la red social, se destacan tres. Principalmente, es una preocupación recurrente de los usuarios delimitar de manera clara lo que califica como lenguaje deshumanizante; además de incluir ejemplos para todos los idiomas. Aunado a lo anterior, se ha solicitado repetidamente a la plataforma moderar de forma más coherente el contenido que se publica e implementar capacitaciones más profundas.

Con cada iteración de esta política, buscamos expandir nuestra comprensión de los matices culturales y asegurarnos de hacer cumplir nuestras reglas de manera consistente, mencionó la plataforma para recalcar la necesidad de construir las reglas de convivencia según un esquema continuado. Con esto, la red social Twitter busca establecer un criterio sensible y dinámico que responda a las variaciones del lenguaje a lo largo del tiempo y, con ello, prevenir los daños fuera de línea que provocan los mensajes discriminatorios.