Agencias.-   Con la finalidad de montar un “nacimiento” bajo el agua, dos buceadores se sumergieron en un tanque de tiburones, con figuras de metacrilato en representación de María, José, el Niño Jesús y los Reyes Magos.

La inmersión forma parte del «tradicional belén acuático» del Zoo Aquarium de Madrid, que el pasado jueves 10 de diciembre, fue instalado en el tanque de los tiburones de la mano del equipo de acuaristas del zoológico.

Los acuaristas realizaron una inmersión de 30 minutos a cuatro metros de profundidad equipados con traje de neopreno y acompañados en todo momento por tiburones grises, toro, nodriza y otros habitantes del acuario como tortugas, meros, rayas, barracudas o rémoras.

La estructura de metacrilato está especialmente pensada para evitar que puedan chocar con él y hacerse daño.