Fuente: Agencia México 

FAMA.- El cantante Robbie Williams reveló que estuvo a punto de morir envenenado por mercurio y arsénico durante la entrevista que concedió Radio X.

El intérprete de “Feel” contó que luego de un análisis de sangre de rutina se enteró que su organismo tenía niveles peligrosamente altos de mercurio, lo que pudo haberlo llevado a “caer muerto”. 

“Comía pescado dos veces al día y tengo la intoxicación por mercurio más alta que haya visto el médico. ¿Sabes lo que pensé cuando escuché eso? ¡He ganado! Así es como funciona mi ego, tengo lo más alto. Literalmente gané el premio Mercury”, dijo el artista británico con su característico sentido del humor.

Posteriormente, Robbie aseguró que fue debido a una dieta rica en pescado y marisco lo que le produjo ese estado, pero que fue gracias a su esposa Ayda Field que descubrió a tiempo este inconveniente en su salud. 

“Me hicieron una prueba porque mi esposa es neurótica y se hace todo tipo de pruebas todo el tiempo. De todos modos, gracias a Dios, porque podría haberme muerto por envenenamiento por mercurio y arsénico”, afirmó. 

Afortunadamente todo quedó en un susto, pero tras enterarse de las graves consecuencias que este tipo de alimentación puede tener, es que decidió contar su experiencia para poner en alerta a otras personas que se exceden al alimentarse de esa manera.  

Por otra parte, Williams estrenó recientemente el tema Can’t Stop Christmas, tema alusivo al distanciamiento social obligado por la pandemia de coronavirus en esta Navidad, y que además es parte de su nuevo álbum titulado The Christmas Present, que incluye colaboraciones con Rod Stewart, Bryan Adams, Jamie Cullum y Tyson Fury.

Fuente: http://uniradioinforma.com