Por: Notipress.

Debido a las crisis económica y sanitaria ocasionadas por la Covid-19, Áfricasumará al menos 10 millones de niños con desnutrición aguda para 2021según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). De entre los países más afectados se encuentran Nigeria, Sudán del Sur, Yemen y República Democrática del Congo (RDC). En este último país, se estima que tres mil millones 300 mil niños menores de cinco años sufrirán desnutrición aguda durante 2021.

En agosto de 2020 el Programa Mundial de Alimentos recortó el suministro de comida en Sudán del Sur y en otras naciones del este de África debido a la falta de capital. Ello, acrecentó la crisis humanitaria en las comunidades africanas, donde aparte de hambruna sufren inseguridad, acceso limitado a servicios básicos de atención médica y escasez de agua, saneamiento e higiene. Por su parte, la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, señaló, la Covid-19 convirtió una crisis nutricional en una «catástrofe inminente» en los países en recuperación de conflictos, desastres y cambio climático.

Por lo menos, 10 mil millones 400 mil niños sufrirán de desnutrición aguda durante 2021 en países africanos. En la RDC el número de niños menores de cinco años con desnutrición aguda aumentará hasta 3 mil millones 300 mil, incluido cerca de un millón con desnutrición aguda. Asimismo, en el noreste de Nigeria, se estima un mínimo de 800 mil niños con desnutrición aguda, de los cuales 300 mil con desnutrición aguda grave corren peligro de muerte. Tan solo en el noroeste del país, en el estado de Kebbi, el 66 por ciento de la población experimenta desnutrición crónica.

Acorde a la Clasificación Integrada de la Fase de Seguridad Alimentaria (CIF) publicada a principios de diciembre de 2020, Sudán del Sur presentó un mayor deterioro en la seguridad alimentaria. Se estima, casi 7 mil millones 300 mil personas, 60% de la población de dicho país, se enfrentarán a una falta de alimentos aguda grave en 2021. De esta manera, mil millones 400 mil niños en dicho país sufrirán desnutrición aguda en 2021, la más grave desde 2013.

También, en Yemen sufren desnutrición aguda más de dos millones de niños menores de cinco años y, según la UNICEF, se espera esta cifra aumente. En conjunto, los países del Sahel central de Burkina Faso, Malí y Níger tendrán cerca de 5 mil millones 400 mil personas en hambruna el próximo año. «Las familias que ya normalmente luchan por alimentar a sus hijos están ahora al borde de la hambruna. No podemos dejar que sean las víctimas olvidadas de 2020«, lamentó Fore.

UNICEF afirma, todos estos países y regiones necesitan urgentemente ampliar el acceso y apoyo a los servicios de nutrición y salud, así como el saneamiento para niños y familias. El incremento de la hambruna aguda en África es una consecuencia más de la crisis causada por la epidemia de Covid-19, misma que afectó a todo el mundo y dejará crisis en los países más vulnerables.