Por Notipress

Al trigésimo octavo aniversario de la recuperación democrática en Argentina, y las relaciones bilaterales con México en materia de asilo político, los países estrecharon lazos en temas de derechos humanos. Acto que fue conmemorado en la presentación virtual «Democracia y Derechos Humanos Argentina-México», con invitación al equipo de NotiPress, y cuya celebración dio lugar en el Día Internacional de los Derechos Humanos.

Gracias al derecho de asilo que existe en México, la nación ha concedido apoyo a diversos países, entre los que figuran Argentina y Chile. Por tal motivo, fue posible llegar a las condiciones para crear la Ley sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político en 2011. Esto representa tanto un orgullo de la política exterior, como el hito de la vocación humanitaria en México, indicó la embajada de Argentina.

De acuerdo con Carlos Tomada, embajador de Argentina en México, «Argentina se encuentra nuevamente en proceso de fortalecimiento de diferentes afectos de su política de derechos humanos». Esto debido a los fuertes lazos entre su memoria social y política de estado al término de la dictadura en 1983. Cuyo resultado ha sido el cumplimiento total de los derechos humanos luego del establecimiento de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP).

Esta relación entre México y Argentina busca el cumplimiento y actualización de diversos asuntos que parten de los derechos humanos. Por ejemplo, erradicación de la violencia contra mujeres, integración de migrantes, perspectivas de género, promoción de la muerte digna, y temas de salud mental con severos problemas de aceptación, declaró Carlos Tomada.

Maximiliano Zúñiga, subsecretario para América Latina y el Caribe, indicó que el reconocimiento de los derechos humanos es uno de los mayores logros en la historia de la humanidad. En primer lugar, por tratarse de garantías colectivas, no meramente individuales; y en segundo lugar, por beneficiar a la democracia en el acto de salvaguardar los derechos fundamentales.

«El 10 de diciembre de 1983 marcó el fin de la dictadura más violenta de nuestra historia y el comienzo de una construcción democrática duradera. Desde entonces, nuestro compromiso está marcado con la defensa de los derechos humanos y la construcción de sociedades más justas«, concluyó la embajada argentina.

Los lazos entre México y Argentina en materia de derechos humanos presentan oportunidades para el ejercicio de la democracia y participación del estado, así como acercarse al logro histórico de la unión latinoamericana. Donde Argentina destaca por la creación de la CONADEP, así como la incorporación de derechos humanos en su política de estado, declaró Maximiliano Zúñiga.