Por Notipress

Luego del lanzamiento del M1, el microprocesador fabricado por la empresa Apple el cual está disponible en la nueva generación de computadoras portátiles y de sobremesa; ahora, tiene la intención de comenzar a construir su propio chip celular para dispositivos móviles. Este es un movimiento que podrá reemplazar los componentes fabricados actualmente por la compañía coreana Qualcomm Inc.

Johny Srouji, vicepresidente senior de tecnologías de hardware de Apple, hizo la divulgación en una reunión de empleados de Apple. Según el medio Bloomberg, las acciones de Qualcomm cayeron un 4.4% el 11 de diciembre de 2020 a las 9:37 hora local en Nueva York. «Inversiones estratégicas a largo plazo como estas son esenciales a fin de habilitar nuestros productos y asegurarnos de tener una amplia cartera de tecnologías innovadoras en un futuro», detalló Srouji.

Esta noticia no es de sorprender a los inversores de tecnología. En 2018, Apple anunció una oferta de trabajo para un diseñador líder encargado en desarrollar plataformas de módems celulares. Asimismo, la compañía de Cupertino, California, ha tenido una relación difícil con Qualcomm, el mayor proveedor de plataformas de procesamiento móvil. Ambas empresas entraron en un pleito legal de dos años por la licencia de patentes en la que Apple acusó a Qualcomm de prácticas anticompetitivas, disputa que se resolvió en 2019.

Por otra parte, Srouji, destacó el otro trabajo de Apple en los chips, incluidos los nuevos microprocesadores M1 instalados en los últimos modelos de MacBook Air, MacBook Pro y Mac mini. «Apple está trabajando en una familia de chips de Mac, una planificación diseñada para mejorar los chips informáticos empleados de otras marcas», Agregó.

Con estos movimientos, la empresa estadounidense de tecnología impulsa su negocio hacia una mayor autonomía de sus propios componentes y no depender de otras marcas, sean Qualcomm, Intel o AMD. Cabe señalar, Qualcomm obtiene alrededor del 11 por ciento de sus ingresos de Apple, mientras que Intel obtiene cerca del 7 por ciento de las ventas.

Desde 2010, Apple comenzó a instalar en sus dispositivos móviles microprocesadores de la marca, recordando los inicios del A4 en el iPhone 4 y iPad original. Ahora, busca ampliar sus horizontes e instalar no solo el nuevo microprocesador M1 en las nuevas MacBook y Mac, sino también replicar esa autonomía en módems celulares. Este es uno de los componentes más importantes de un smartphone, pues es el microprocesador que permite realizar llamadas telefónicas y conectarse a Internet a través de redes móviles como al entrante 5G.