Por: Notipress.

Ante la autorización para aplicar la vacuna Pfizer-BioNTech en Reino Unido, otros países han anunciado sus planes para iniciar jornadas de vacunación. Entre las dificultades más importantes se encuentran la seguridad de las vacunas, factores de almacenamiento y distribución, y permisos necesarios para una aplicación masiva, indicaron especialistas.

De acuerdo con declaraciones del primer ministro Boris Johnson, el programa de inmunización en Reino Unido comprende 800 mil dosis de la vacuna, y contará con una aplicación a partir de la próxima semana. Esto ha generado respuestas a nivel global, tanto por autoridades gubernamentales, como por farmacéuticas; especialmente AstraZeneca, que busca posicionarse como una vacuna segura y de fácil distribución, indicó la Universidad de Oxford.

Las autoridades de Australia anunciaron que buscarán el acceso a la vacuna, tanto en su territorio principal como las islas vecinas del Pacífico. Por su parte, en China el Grupo Nacional Farmacéutico anunció la próxima aplicación de una vacuna, luego de dos pruebas exitosas confirmadas por el presidente Xi Jinping. Con respecto a Estados Unidos, la administración del presidente Donald Trump informó que un tercio de su población podría estar inmunizada para febrero de 2021.

Según el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), este hechoacelera las logísticas de vacunación en occidente, y prevén una aplicación masiva durante las próximas semanas. Asimismo, especialistas del WEF anunciaron que estas logísticas tomarán en cuenta los elementos más importantes para su distribución y aplicación. En primer lugar, considerarán los sectores de la población con base en edades, posición socioeconómica y condiciones de salud; en segundo lugar, considerarán las dificultades de almacenamiento y distribución.

El WEF advirtió que las desigualdades sociales y económicas deben tomarse con seriedad, en tanto pueden ser el factor decisivo para atender la pandemia desde la raíz. Al elevar los costos por dosis, o requerir traslados y filas sin la seguridad de recibir aplicación, la población vulnerable podría no contar su inmunización oportuna. Por tal motivo, iniciativas como COVAX Facility buscan cooperación entre organizaciones de salud, gobiernos, farmacéuticas y hospitales. Esta iniciativa comprende un trabajo colectivo para facilitar el acceso a las vacunas, desde costos hasta cadenas de suministros.

COVAX anunció que cuenta con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), con objeto de crear el programa Acceso a Herramientas de COVID-19 (ACT, por sus siglas en inglés). Asimismo, la Comisión Europea y el gobierno de Francia confirmaron su participación en ACT, para asegurar que más personas cuenten con los medios para recibir vacunación.

La rápida autorización de la vacuna en Reino Unido ha generado un paso importante en la carrera contra la Covid-19. Sin embargo, algunos políticos y organizaciones, entre los que resaltan Boris Johnson y la OMS, piden mantener metas claras y no descuidar las dificultades de implementar jornadas de vacunación masivas.