Por: Notipress.

De acuerdo con el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), el 2021 implica nuevos desafíos en materia de calentamiento global, donde Estados Unidos y China serán los participantes clave. Las transformaciones durante el confinamiento sanitario, que abarcan desde los precios del crudohasta la reducción de emisiones en las grandes ciudades, se consideran catalizadores importantes para el futuro.

Panelistas del globo se reunieron en la cumbre Reconstruyendo y Recuperando el 2020, donde los temas centrales fueron el impacto vacuna para Covid-19, efectos del Brexit, y la dinámica China-Estados Unidos. Asimismo, las medidas a considerar requieren la participación de 75 países, entre los que se encuentran las industrias con el mayor número de emisionesregistradas en las últimas dos décadas, indicó el WEF.

Entre las soluciones comentadas por los panelistas se encuentran la reducción de emisiones, especialmente de dióxido de carbono, transición a energías limpias, y una mejor gestión de recursos energéticos. Los participantes que han confirmado sus esfuerzos para reducir emisiones de CO2 se encuentran China, La Unión Europea, y Reino Unido. El WEF resaltó la promesa de reducción presentada por China, cuyo objetivo para 2030 consiste en reducir hasta el 65% de emisiones del total de su Producto Interno Bruto (PIB).

Según el Boletín de Negociaciones sobre la Tierra (ENB, por sus siglas en inglés), se decidirá en futuro de la medidas contra el cambio climático en 2021. Las cumbres encargadas de presentar soluciones y logísticas, mismas que tomarán las autoridades e instituciones, se llevarán a cabo con motivo delaniversario del Acuerdo de París.

En la cumbre del WEF se dieron distintas perspectivas sobre la dinámica China-Estados Unidos. El panorama de optimismo actual se basa en el cambio de gobierno que experimenta la política estadounidense con el candidato electo Joe Biden. Según especialistas del WEF, la gestión de Joe Biden podrá recuperar acuerdos y políticas abandonadas durante el gobierno de Donald Trump, y mejorar las relaciones con el presidente de China Xi Jinping.

Por su parte, George Osborne, ex canciller de Reino Unido, informó que la división entre los países con jornadas de vacunación tempranas representa un obstáculo en cuestión logística. Esto se debe a que los primeros países en vacunarse contra la Covid-19 podrán destinar esfuerzos a soluciones multilaterales inmediatamente, mientras aquellos con rezagodeberán atender nuevas complicaciones de salud pública.

La pandemia se ha convertido en un catalizador de cambios necesarios, sobre problemas claros que existen desde inicios de la década, informó Dambisa Moyo en la cumbre del WEF. Ante este hecho, la participación de las potencias mundiales es clave para generar cambios a mediano y largo plazo, así como mitigar la huella ecológica por el calentamiento global.