Por Notipress

Mientras los líderes empresariales abordan la necesidad de mantener la seguridad de sus colaboradores en medio de la pandemia por Covid-19, la sostenibilidad financiera y la viabilidad a largo plazo de sus negocios dependerán en gran medida de que sigan cultivando y manteniendo su estrategia de relaciones públicas (RP). De acuerdo con una encuesta de la firma auditora KPMG91% de la Alta Dirección empresarial considera que construir relaciones cercanas con los clientes será relevante para el crecimiento de sus organizaciones durante los siguientes tres años.

En respuesta a este escenario, Héctor Meza, director general de la agencia mexicana de RP InfoSol, comentó: «Hoy en día, las marcas tienen muchas más posibilidades de hacer llegar su historia de forma eficaz a su audiencia objetivo, y las relaciones públicas evolucionaron drásticamente, transformándose en un campo que ahora cruza las fronteras de lo digital, la publicidad, el marketing y más; ampliando las posibilidades para mantener en contacto a las marcas y su público, siendo un verdadero impulsor de los objetivos comerciales estratégicos.» Por lo anterior y con miras a ayudar a los líderes empresariales a comprender con precisión lo que las relaciones públicas pueden hacer por los negocios, Meza compartió para el equipo de NotiPress cinco de sus principales beneficios.

Los equipos de RP están capacitados para brindar contenidos de calidad a los clientes actuales y futuros, agragando valor a la marca y contribuyendo a uno de los principales objetivos de cualquier campaña de marketing, la generación de leads, es decir, usuarios que han decidido proveer sus datos personales para utilidad de la empresas. No obstante, en tiempos recientes ha aumentado el alfabetismo informático entre los consumidores, volviéndose más conscientes de los riesgos implicados en la acumulación de información sensible. Ante esto, es importante generar contenido que responda a sus principales dudas, además de incrementar el tráfico web e impulsar las ventas.

Aunado a lo anterior, las RP pueden ayudar a contar de la mejor manera la historia detrás de cada empresa y organización, de forma que puedan proporcionar a sus clientes un relato atractivo sobre sus orígenes, visión, responsabilidades, entre otros aspectos. Junto con esto, es ideal buscar terceros de confianza, como medios de comunicación e influencers con buena reputación en un nicho particular, que otorguen visibilidad a la marca ante nuevas audiencias.

De la mano con el punto anterior, las agencias de PR pueden ayudar rentabilizar la experiencia y la innovación de las empresas. Además de que existen mercados como el tecnológico donde se valora especialmente la innovación y las propuestas vanguardistas, posicionar a una empresa como una «lider de pensamiento» en su nicho aumenta a su vez la confianza de los inversionistas y los clientes.

Con la adopción progresiva de herramientas y canales digitales entre las empresas y los clientes, misma que se ha acelerado de forma radical a raíz de la crisis sanitaria, las RP disponen de estrategias especializadas para aumentar la presencia en línea de una marca. Entre ellas se encuentran algunas fundamentales como el posicionamiento en motores de búsqueda y menciones en blogs o medios de comunicación.

Finalmente, siendo las RP una industria por derecho propio, ella misma dispone de herramientas digitales especializadas para generar información útil en la forma de métricas, conversiones y análisis de tráfico y posicionamiento en la web. Ello con miras a brindar un diagnóstico oportuno del impacto de la empresa o la marca en la audiencia, revelando la importancia en la comunicación que tienen las RP.

Sintetizando todo lo anterior, Meza mencionó a Bill Gates como ejemplo de la importancia de invertir en RP: «No por nada uno de los CEOs más grandes de la historia, señaló Si solo me quedara un dólar de mi presupuesto, lo invertiría en relaciones públicas«. Ahora, las empresas dependen en mayor medida de la comunicación y el acceso a las audiencias por medio de la web, pues una encuesta de Acquia reveló, el 63% de la población mexicana considera que las experiencias digitales son más importantes que antes; por tanto, sus dirigentes deben tomarse en serio la misión de generar contenidos de calidad con la ayuda de los expertos.