CURIOSO.- William Barbo es un millonario que festejó el cumpleaños número siete de su hija, Isabella Barbo, organizándole una fiesta de más de 202 millones de pesos.

La fiesta fue sensación en redes sociales, y generó sentimientos encontrados en las personas debido a las condiciones de desigualdad del país asiático.

La famosa celebración incluyó un pastel de seis pisos envuelto en una bella mesa elástica y decorado con cristales swarovki, por su parte el vestido de princesa que portaba la cumpleañera Isabela estaba bordado con hilos de plata y su corona era de diamantes.

Pero la decoración del lugar no se quedó atrás; el techo estaba adornado con globos, flores, acompañado de cristales decorativos, los manteles eran se seda y los cubiertos de plata. Asimismo, había bellas rosas, tulipanes en floreros de plata y candelabros de cristal.

Por su parte, la familia Borbo portaba finos trajes de seda y oro, la fiesta contó con 300 invitados vestidos de gala, cabe mencionar que los menores que asistieron iban vestidos de príncipes, princesas y superhéroes.

 Fuente https://www.uniradioinforma.com/