Tijuana, Baja California. – (18 de noviembre de 2020) Las modificaciones de vida académica como producto de la pandemia, es uno de los entornos que más han afectado a niños y adolescentes durante 2020. Este planteamiento fue punto de análisis de las Charlas en Línea de El Trompo, Museo Interactivo Tijuana.

Con participación del maestro Óscar Siqueiros Frayre, especialista en psicología y educación, la “Ansiedad Escolar” como tema central, explicó que se trata de la sensación personal que el entorno no se puede controlar y representa una amenaza. Esta situación atraviesa una “normalización”, que hace funcional a quien la padecen, con muy fuertes repercusiones en el largo plazo.

La vigente pandemia modificó en muy corto plazo la educación, en especial a la interacción de maestros – alumnos, con la aplicación de la modalidad virtual. Esto crea en las familias nuevos entornos de aprovechamiento y herramientas de aprendizaje.

Para fortalecer, es necesario crear una disciplina y planeación de actividad, más aún, cuando existe más de un hijo estudiante en misma forma compartiendo recursos. Con dichas estrategias, se permite distribuir las rutinas de estudio y reducir como un factor de ansiedad escolar.

Sin embargo, no todos en dicho estado requieren atención psicológica, sino solo los casos más relevantes que afecten al funcionamiento cotidiano del menor. En otros casos, se solucionan a través de cambios a rutina, con hábitos y estrategias que fomenten la motivación, o bien, la práctica de actividades educacionales.

Finalmente, el exponente destacó de innecesario e irrelevante las comparaciones de una generación con otra, además que los recursos de aprendizaje y contextos son diferentes en cada caso, tanto niños como adolescentes son personas en etapa de construir experiencias de resolución a problemáticas del conocimiento.