El autocuidado y la salud mental son clave para sobrellevar la pandemia de Covid-19, siendo la depresión una de sus principales consecuencias. Este trastorno mental afecta a más de 300 millones de personas, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS). Estudios recientes indican, los adultos mayores son más propensos a sufrir depresión durante el confinamiento, debido al incremento de soledad y falta de atención.

Según un estudio publicado por la Universidad de Stirling, Reino Unido, los adultos mayores están expuestos a sufrir episodios de depresión y ansiedad como consecuencia de su aislamiento. Durante la pandemia de Covid-19 se presentaron confinamientos voluntarios por ser población de riesgo, así como forzada, luego del abandono por parte de sus familiares y amigos.

Especialistas de dicha universidad, a cargo de la profesora Anna Whittaker, estudiaron a mil 429 personas mayores de 60 años, el 56% reportó un incremento de soledad por las medidas de distanciamiento. Asimismo, su convivencia con otras personas, desde familiares hasta personal de salud, registró un promedio de 6 horas a la semana.

Otros factores de riesgo que contribuyen al empobrecimiento de la salud mental de adultos mayores son los problemas económicos derivados de la situación laboral. En este sentido, más de la mitad de las personas de edad avanzada encuestadas por el estudio de Whittaker no cuentan con las medidas para cobrar su pensión.

Respecto a otras investigaciones que abordan el tema de la soledad en adultos mayores durante la pandemia, el estudio realizado por Gan-Y-Wang y Shang-Feng Tang figura entre los más importantes. Este analizó habitantes en distintas regiones de China, y se considera uno de los primeros estudios en el área, indicó el portal de investigación en ciencias BMC.

Los resultados de esta investigación muestran que la población en edades avanzadas presentó alta incidencia de depresión y ansiedad por la pandemia. Esto como consecuencia del abandono por parte de familiares y problemas de accesibilidad en la atención médica, sobre todo en cuestiones de apoyo emocional y psicológico. Asimismo, aquellas personas mayores que presentaron cuadros de Covid-19 sumaron factores de estrés al deterioro general de su salud mental.

Para enfrentar esta realidad, donde adultos mayores quedan en abandono y soledad, Whittaker resaltó la importancia de incorporar programas de convivencia y apoyo. La actividad física es clave para impulsar una recuperación adecuada, especialmente en casos donde las personas lleven meses de confinamiento, así como incrementar el bienestar general de los adultos mayores.

Por: Notipress