-El avance de la pandemia ha incentivado el mayor tiempo de permanencia en casa, lo que ha generado un mayor uso de la energía.

-El consumo fantasma es la manera en que se denomina al gasto eléctrico generado mientras no se utilizan electrodomésticos o aparatos de electrónica personal.

MÉXICO.- Según un estudio elaborado por el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, los hogares promedio poseen hasta 40 productos que consumen energía constantemente, aun estando en reposo. De manera individual, este gasto extra es extremadamente pequeño, no obstante, en conjunto, estos dispositivos pueden representar hasta el 10% del total de la energía consumida mensualmente.

El consumo fantasma se denomina al gasto eléctrico generado mientras no se utilizan los electrodomésticos o aparatos de electrónica personal. Esto ocurre cuando se mantiene conectado algún dispositivo a la toma de corriente debido a que todos los aparatos cuentan con un transformador que adapta el voltaje a través de dos bobinas. A pesar de no utilizarlos, mantener los equipos enchufados conserva activa a una de las dos bobinas.

Aunado a ello, durante 2020 se ha registrado un aumento de hasta el 30% en el consumo eléctrico de los hogares, puesto que, según lo informa la Comisión Federal de Electricidad (CFE), el avance de la pandemia ha incentivado el mayor tiempo de permanencia en casa, lo que ha generado un mayor uso de la energía.

«El consumo fantasma ha representado un gasto extra para los hogares desde hace décadas, no obstante, durante los últimos años se ha visto acrecentado con el avance de la tecnología, puesto que se han implementado nuevas configuraciones y aplicaciones para diversos aparatos, ocasionando una falta de eficiencia energética mientras están en reposo, esto es desfavorable para el bolsillo de las familias, que han corrido con los gastos», comenta Alejandro Sánchez, director general de CyberPower Systems México, empresa dedicada al diseño y fabricación de soluciones de energía, en un comunicado enviado a NotiPress.

De igual forma, el estudio de Berkeley reveló, los electrodomésticos más antiguos contribuyen en menor medida al consumo fantasma debido a que no cuentan con funciones adicionales, como los hornos con relojes digitales y las lavadoras y secadoras con diales manuales. A pesar de ello, la diferencia radica en que los electrodomésticos más antiguos son mucho menos eficientes energéticamente cuando están en funcionamiento.

Esta falta de eficiencia energética, combinada con el incremento en el consumo de energía debido a la pandemia, se han traducido en un duro golpe para la economía de los hogares, que han mostrado un considerable aumento en el pago del servicio de luz. Asimismo, el inminente arribo de las fiestas decembrinas coloca al fin de año como un momento de terror para los consumidores.

Por otro lado, el reporte más reciente publicado por la CFE, evidenció que el consumo de energía eléctrica en los hogares y negocios mexicanos se incrementa un 30% durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo, debido a un mayor uso de aparatos electrónicos y electrodomésticos. Esta es una razón de peso para contar con un plan de respaldo que mitigue los costos generados durante el desarrollo de estas fiestas.

Los supresores de picos de voltaje son dispositivos de protección contra sobretensiones diseñados especialmente en forma de regleta con múltiples salidas, lo que permite conectar varios aparatos al mismo supresor, brindando una sencilla solución al problema de consumo fantasma en los hogares, reduciendo los costos de electricidad al eliminar la alimentación fantasma para ahorrar energía, a la par que absorben los picos de energía causados por tormentas y subidas de tensión.

Estos dispositivos desvían la energía de las sobretensiones con la finalidad de que la energía excesiva de estos eventos no dañe a los aparatos conectados a ellos. La implementación de estos equipos, aunado al uso de un UPS, aseguran una alimentación eléctrica eficiente, misma que disminuye el impacto de la huella de carbono producida por los hogares. Asimismo, es necesario tomar consciencia sobre el consumo fantasma de energía, al que es posible tomarlo por sorpresa con el pequeño truco del ahorrar energía eléctrica.

Fuente: http://uniradioinforma.com