Por: Notipress

Con el paquete económico 2021 próximo a aprobarse, expertos llaman a las organizaciones de la sociedad civil (OSC) a prestar atención a los cambios hechos a la Ley del impuesto sobre la renta (ISR), recién aprobada en el senado mexicano, pues tendrá implicaciones en el funcionamiento de las OSC. Entre las modificaciones a tener en cuenta, se incluye la decisión de regular la pérdida de autorización a donatarias autorizadas para obtener más del 50% de sus ingresos de actividades no relacionadas con su objeto social, así como volver obligatoria la comprobación de todos los gastos a través de comprobantes fiscales digitales por Internet.

En términos generales, las donatarias autorizadas son aquellas asociaciones sin fines de lucro, con objetivos altruistas, sin buscar generar alguna utilidad. Estas organizaciones no son sujetas al pago del ISR, como especifica el artículo 79 de la ley del ISR, sin embargo, se considera a las donatarias dentro de esta ley principalmente por tres razones: la necesidad de las autoridades de distinguir a las donatarias de otro tipo de sociedades; la existencia de otro tipo de obligaciones, pese a no ser contribuyentes y la obligación del pago de ISR cuando realizan actividades distintas a su objeto social.

Según el Reporte de donatarias autorizadas de 2019, de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), estas organizaciones recibieron doscientos mil 259 millones de pesos, de los cuales un 10% está vinculado con el objeto social, un 23% con donativos y un 66% por ingresos no relacionados con el objeto social.

Acerca de las asociaciones civiles que ahora necesitarán de autorización para recibir donativos, el maestro Jorge Guzmán, docente de la Licenciatura en contador público internacional de CETYS Universidad campus Tijuana, enlista en un comunicado enviado a NotiPress a aquellas dedicadas a dar becas, a la investigación en temas científicos, a trabajar en la preservación de flora y fauna, entre otras. Además, añadió: «Algunas organizaciones que no pagan impuesto sobre la renta, con esta iniciativa de reforma, si su objeto social está destinado para un fin específicamente y recibe ingresos (más del 50%) de otra actividad que no forma parte de su naturaleza jurídica, puede ser causal para perder la autorización de recibir donativos. La finalidad es evitar que estas entidades realicen actividades tendientes a obtener un lucro. Claro que conservan el derecho a defenderse del supuesto».

Sumado al nuevo requerimiento de factura o comprobante fiscal y el límite del 50% a los ingresos no relacionados con el objeto social de las organizaciones, la ley de ISR también determina ahora como causa para retirar la autorización a una donataria el que se tenga en común algún socio, asociado, representante legal o integrante del consejo directivo con alguna otra asociación a la cual se le haya revocado su autorización en los últimos cinco años como infracción por incumplir con sus obligaciones fiscales.

Debido a estos cambios en la ley de ISR, expertos coinciden en su llamado a las organizaciones sin fines de lucro (OSR) a prestar atención a la legislación del paquete económico 2021, junto a la ley de ingresos y el proyecto de egresos próximo a aprobarse, ya que estos podrían afectar su funcionamiento.