Por: Octavio Fabela

TIJUANA.- A pesar de que se ha buscado atender a todo tipo de pacientes, incluso no derechohabientes, el subdirector general médico del ISSSTECALI, Dagoberto Valdez Juárez, reconoció que existen algunas fallas en la prestación del servicio médico.

Señaló que en Tijuana, ISSSTECALI ha atendido 6 mil 750 personas no derechohabientes afiliadas al Insabi, de las cuales mil 500 han sido por urgencias, y otras 2 mil 200 se han tratado en el Hospital de Tijuana.

«Al día de hoy tengo 21 pacientes hospitalizados en El Mirador Insabi que no son Covid», recalcó.

En el hospital de Palmas, aclaró, al ser un nosocomio de primer nivel, no se permiten las urgencias, únicamente existe un espacio para estabilizar al paciente y de ser posible, trasladarlo a El Mirador donde sí existen dichas posibilidades.

«También les puedo comentar que estamos haciendo también cirugías; llevamos 180 cirugías realizadas en lo que va de la pandemia a pacientes de Insabi», añadió.

El funcionario explicó que para evitar situaciones como como las que refiere Cruz Roja «sí hay áreas de oportunidad», sobre todo durante la noche y fines de semana.

Sugirió que también hace falta hacer ajustes en el CRUM, mecanismo que «tiene también importantes áreas de oportunidad».

«Ha habido momentos en que las instituciones pudieran estar casi al máximo de su capacidad y es cuando hay una coordinación para ver quién tiene la posibilidad de atender al paciente», finalizó.

Fuente: http://uniradioinforma.com