Agencias.- En Telford, Inglaterra, un niño de cinco años le salvó la vida a su mamá, quien tuvo un coma diabético, gracias a un juguete.

El hecho ocurrió en julio, pero se dio a conocer en las últimas horas. Josh estaba en su casa cuando encontró a su madre tirada en el piso, inconsciente.

Lejos de desesperarse y no saber cómo actuar, el niño tomó una decisión acertada: agarró su mini-ambulancia de juguete y se fijó en el número de emergencias que figuraba en un costado.

Josh hizo la llamada al 112, un número de emergencia europeo que tiene el mismo propósito que el 911, que lo conectó con un operador de comunicaciones de la policía y así logró alertar a las autoridades cuando encontró a su madre en el suelo inconsciente.

Su mamá, que en ese momento seguía en el suelo, pudo ser atendida por los paramédicos, informó West Mercia Police en un comunicado.

«Esto que hizo Josh fue algo increíble. Actuó rápido y llamó al número de su ambulancia de juguete porque estaba preocupado por su madre», declaró el superintendente de la policía local, Jim Baker.

Además, agregó: «Fue muy valiente y se mantuvo en línea hasta que pudimos llegar a la casa de la familia y asegurarnos de que su mamá recibiera asistencia médica».

Desde la policía aclararon que esperan al niño con los brazos abiertos en caso de que se quiera​ unir en un futuro. «Josh ya ha demostrado que sería un brillante oficial de policía en el futuro, ¡Esperamos verlo de nuevo cuando tenga edad suficiente para ser un nuevo recluta!», afirmó Baker.

Fuente: http://uniradioinforma.com