-SE calcula disminución del 0.7% con respecto al primer semestre de 2019.

MÉXICO.- A pesar de la crisis desatada tras la pandemia de Covid-19, cifras de IED bajan solo un 0.7% en lo que va del año. Expertos atribuyen estabilidad al T-MEC

A pesar de la crisis económica desatada tras las medidas de confinamiento, el flujo de Inversión Extranjera Directa (IED) resultó estable para el primer semestre de 2020. Según datos de la Secretaría de Economía, ello significó la entrada de 17 mil 970 millones de dólares en capital extranjero al país durante este periodo, una disminución del 0.7% con respecto a lo reportado durante el primer semestre de 2019. Varios expertos remarcan la importancia de la entrada en vigor del nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canada (T-MEC) para mantener la estabilidad de la IED, que representaron un 20% del total de capital extranjero invertido en México en el transcurso de 2020.

Concuerda Luis Foncerrada Pascal, ex director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) y catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien aseguró: «La red de tratados comerciales que posee México, y en especial la entrada en vigor del T-MEC, son los principales soportes que permitieron mantener el comportamiento de la IED durante el primer semestre del 2020 similar a 2019, aun en medio de la pandemia de Covid-19».

Respecto al T-MEC, Graciela Marquez, titular de la Secretaría de Economía, elogió el mayor grado de inclusión que contempla este con respecto al antiguo Tratado de Libre Comercio de América del Norte, entrado en vigor en 1994. La funcionaria destaca las posibilidades de mejorar las regulaciones en torno a los derechos laborales, la corrupción y la protección al medio ambiente, afirmando que: «seguramente lograremos de este tratado comercial convertirlo en esa palanca de desarrollo y no solamente de intercambio comercial».

La Secretaria de Economía (SE) considera Inversión Extranjera Directa a todas aquellas participaciones extranjeras en el capital social de México. Tiene como propósito crear un compromiso duradero con fines económicos entre inversionistas extranjeros y el país receptor. Contribuye a la generación de empleo, desarrollo y la captación de divisas, así como a estimular la competencia e incentivar la transferencia tecnológica.

Aun con este optimismo, se espera que, gracias a la pandemia, los flujos de inversión en toda la región de Latinoamérica y el Caribe se reduzcan en 82 mil millones de dólares en el 2020, según datos de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo. No obstante, la inversión en empresas y fideicomisos de origen mexicano se ha mantenido en un margen relativamente estable, reportando solo una disminución de 0.7% con respecto a los 18 millones 102 mil que entraron en el primer semestre 2019.

Fuente: http://uniradioinforma.com