Por: Alberto Elenes

TIJUANA.- Contrario a la consideración de la autoridad federal de que el semáforo en Baja California cambió a naranja, las autoridades de la entidad difieren y lo mantienen en color rojo.

“La verdad estaos en rojo, todavía debemos de estar en casa y todavía tenemos que estar saliendo a lo más esencial y sin embargo no lo están cumpliendo y si cambiamos al color naranja, se van a confiar más, entonces, nosotros ahorita afortunadamente los hospitales los tenemos, aquí en Tijuana, Tecate y Rosarito, tenemos una ocupación yo creo que menos del 40 %”, explicó la doctora María Remedios Lozada, Jefa de la Jurisdicción de Salud.

Para inicio del fin de semana la Secretaría de Salud de Baja California reportó 2,318 defunciones producto del Coronavirus, 982 de ellas han ocurrido solamente en Tijuana y los contagios eran de 3,461 en este municipio.

Los niveles de mayor contagio se desplazaron de la zona Este de la ciudad al Centro y zona costa de Tijuana.

“Por eso nosotros salimos a hacer acciones focalizadas, una donde vemos que están incrementando y la otra, donde vemos que hay movilidad, justamente para tratar de aprovechar esa situación para concientizar a la gente”, sostuvo la doctora María Remedios Lozada.

Ya se han cumplido cuatro meses de la pandemia, pero ni la cantidad de contagios, ni de decesos parece importar a algunas personas que continúan saliendo a la calle para actividades no esenciales y sin conservar la sana distancia, sin cubrebocas o sin tomar algunas medidas preventivas.

Un peatón que caminaba sin cubrebocas, fue cuestionado por Uniradio Informa:

– ¿Por qué no traes cubrebocas?

«Porque se me hinchan los h…os, así”, respondió.

La doctora María Remedios Lozada, enfatizó “tiene que tomar conciencia que este es un problema grave, que no solamente las instituciones de salud nos toca enfrentarla, es una corresponsabilidad, la comunidad tenemos que poner la parte que nos toca”.

Se corre el riesgo que la reanudación de algunas actividades podría sufrir un revés en caso de que exista un repunte de contagios a consecuencia de la falta de conciencia de esas personas.