TIJUANA.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, habló al respecto de la polémica en Tijuana que vincula al gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, con la liberación de las casetas de peaje.

“Es nuestro amigo el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla; viene con nosotros en la lucha, los estimamos», dijo AMLO.

Sin embargo, contrastó: «pero hablábamos de la democracia, de que no hay uniformidad, hay discrepancia. Se tiene que garantizar el derecho a disentir, hay pluralidad, y tenemos que acostumbrarnos a eso».

El mandatario reconoció que en su gobierno pueden existir discrepancias y es válido manifestarse por opiniones diversas.

«Pero en este caso (el de la caseta de Playas de Tijuana) no coincidimos con la decisión que tomó el gobernador de Baja California, nuestro amigo, porque consideramos que no se puede con un decreto de un gobierno estatal, cancelar un derecho, una facultad, que le corresponde al gobierno federal», expresó.

En ese sentido, continuó: «imagínense que si esto fuese así, ahora que vienen las elecciones pues todos los gobernadores sacarían decretos para que no se cobrara en las casetas de Capufe o del sistema federal ¿o sí? ¿O un decreto para que no se cobre el IVA? Entonces, pues eso no se puede».

«Además, no es conmigo, es con la ley.”, concluyó López Obrador.

En semanas recientes, el gobernador Jaime Bonilla acudió a Playas de Tijuana para liberarlas del cobro, hecho que casi de inmediato sufrió un revés de las Fuerzas Armadas, quienes reanudaron el peaje, lo que ocasionó una serie de manifestaciones en el lugar de activistas, donde los residentes de la zona aseguran no haber tenido nada qué ver.

Fuente: http://uniradioinforma.com