ITALIA.- Una señora de 87 años de edad, originaria de la ciudad de Coverciano, en Italia, llamó a la Policía para hacerle saber que no podía levantarse por su deterioro de salud y que ello no le permitía comer o abrigarse.
Tal sorpresa se llevó la mujer jubilada cuando dos elementos de la Policía llegaron hasta su casa y le cocinaron ravioles con salsa.
La buena acción quedó registrada en Instagram, en una foto en la que se observa a la mujer de la tercera edad acompañada de los dos elementos de seguridad quienes sirven la mesa.
La publicación se volvió viral en las redes y causó cientos de aplausos para los agentes.