Por: Octavio Fabela

TIJUANA.- Es prácticamente un hecho que los más del 90% de gasolineros que interpusieron amparos contra los nuevos impuestos aprobados en diciembre pasado tendrán un fallo a su favor, por lo que el Gobierno del Estado se verá forzado a devolverles todo lo recaudado con dichos gravámenes, manifestó el abogado fiscalista, Adolfo Solís Farías.

El experto explicó que, si bien las empresas lograron la suspensión, no necesariamente significa que dejaron de pagar el nuevo impuesto, puesto que, a través de un artículo, la ley exige pagarlo o garantizarlo.

«No tiene ninguna afectación el estado en la liquidez del no pago, porque todos lo pagaron de acuerdo al 135 de la ley o lo garantizaron. Lo que es importante es el efecto que va a tener el estado financiero en dos años cuando se resuelvan los amparos; que va a tener que devolver todos esos impuestos, y lo afirmo que lo va a tener que devolver porque esos impuestos eran inconstitucionales», aclaró.

Solís Farías insistió en que la iniciativa de estos impuestos hace referencia a una ley que desapareció en 1981, por lo que no queda duda que recae en lo inconstitucional, y desde un principio ni siquiera debió haberse aprobado.

Con una estructura bien organizada, el abogado fiscalista expresó que los gasolineros han logrado mantener firme su decisión de ampararse, con buenos resultados, aunque no los logren percibir en estos momentos, sino un poco más a futuro, que es donde el estado podría ver problemas a la hora de reembolsar los gravámenes una vez declarados inconstitucionales.

Fuente: http://uniradioinforma.com