MÉXICO.- Prácticamente todas las personas que habitan este planeta conocen lo que es un casino. Muchos de ellos han estado en alguno, bien para jugar o simplemente como curiosidad, o quienes no hayan estado físicamente nunca en ninguno, seguro que han visto en alguna película o serie uno.

El juego ha sido uno de los hobbies más relevantes de la humanidad desde hace muchos años, existen evidencias arqueológicas que dejan claro que a los seres humanos les gusta jugar y competir entre ellos desde hace milenios. Era y sigue siendo simplemente cuestión de tiempo que surgiera una industria que se basara en juntar a todas esas personas para que jugaran en conjunto, dándoles un local y un entorno en el que poder desarrollar su afición. Exactamente al igual que ocurre con cualquier otra afición en el mundo, siempre son más divertidas si se realizan en conjunto.

Incluso se han llegado a desarrollar ciudades enteras alrededor de este tipo de entrenimiento, seguro que todo el mundo ha escuchado hablar de Las Vegas o Montecarlo, ambas tienen como mayor referencia turística y de publicidad sus casinos. En el caso de la primera por su gran tamaño, espectacularidad y número, y en el caso de la segunda por su gran reputación y antigüedad, datando de mediados del siglo XIX.

LA LLEGADA DE INTERNET

Al igual que en muchos otros ámbitos tales como los medios audiovisuales, los deportes, las comunicaciones o incluso el trabajo del día a día, la popularización de la red de redes y su llegada a la gran mayoría de la población ha provocado grandes cambios en los cimientos de la industria del juego. En épocas anteriores si alguien quería apostar en uno de estos locales, tenía que desplazarse físicamente hasta el lugar donde estuviera, si tenía suerte sería en su propio lugar de residencia, si no la tenía, tendría que realizar un desplazamiento, ya fuera largo o corto, para poder llegar al local y, una vez allí, realizar sus apuestas.

Internet ha provocado la aparición de una gran cantidad de plataformas que actúan como casinos online, es decir, sin la necesidad de tener que acceder personalmente al local donde está situado el casino. Algunos de estos casinos online son las vesriones en la red de los propios casinos físicos mientras que otras, seguramente la mayoría, son plataformas que no tienen ningún local físico o empresa de ese tipo asociada.

La popularidad de estos casinos online no ha hecho más que crecer en los últimos años, alcanzando volúmenes de usuarios superiores a las de los locales físicos al poder sortear las naturales restricciones de aforo, horario o, directamente, las limitaciones territoriales para llegar a todos los rincones del globo.

LAS DUDAS CON LOS CASINOS ONLINE

Pero no todo van a ser ventajas en este tipo de plataformas ya que, tienen una serie de aspectos que sin duda pueden provocar cierto rechazo de cara al usuario final, generalmente muchas de estas dudas o problemas que puedan detectar los usuarios vienen dados por un aspecto principal: la seguridad.

En primer lugar hay que resaltar que la grandísima mayoría de estas plataformas son totalmente seguras, como muestra `podemos tener este artículo, donde se habla acerca de los casinos online más seguros de México. Esto es debido a que, en contra de lo que mucha gente piensa, este tipo de portales web están altamente regulados por las autoridades competentes en cada región en la cual realizan sus actividades, pudiendo ser esta zona de influencia de diferentes tamaños, desde una puramente regional o nacional hasta continental para adecuarse a las diferentes legislaciones de cada una de estas zonas. También muchas de estas empresas son grandes multinacionales que dan soporte y servicio en prácticamente todo el planeta.

De este modo, en caso de que en el país en el que residamos existan estas autoridades u organismos encargadas de las regulaciones, es importante que intentemos encontrar, dentro de la página en la cual vayamos a jugar, los logos o los códigos que indiquen que esa plataforma está legislada de acuerdo a estos reglamentos, y avalada por estos organismos, que se encargan por regla general de que el marco regulatorio establecido se cumpla.

Existen otra serie de puntos adicionales importantes en los que nos podemos fijar en caso de querer estar seguros adicionalmente a los anteriores, algunos de ellos muy básicos, como la verificación de que la plataforma utilice una conexión segura por protocolo https empleando un certificado de una empresa certificadora de prestigio. Otro punto crucial en el que fijarse es el hecho de que la retirada de depósitos de la plataforma una vez que así lo queramos se pueda hacer de forma sencilla, al igual que otro de los puntos más importantes es la existencia de un formulario o datos de contacto accesibles de forma sencilla.

Fuente uniradioinforma.com