TIJUANA.-  En nuestro País el cáncer de ovario es después del cáncer cervicouterino,  uno de los más frecuentes entre las mujeres cuyo rango de edad oscila alrededor de los 45 a 65 años, sin embargo no es extraño encontrarse en mujeres más jóvenes, pero el riesgo aumenta con la edad, desconociéndose hasta el momento una causa específica, así lo informó el Dr. Homero Fuentes de la Peña, Oncólogo  Médico Presidente de Pro Oncavi A.C.

“En México es el 2do.  Cáncer más frecuente del Aparato Ginecológico de la mujer, su incidencia solo está por detrás del Cáncer Cervico-Uterino (CACU) y al igual que el Cáncer de Mama (con el que se encuentra emparentado al menos en un porcentaje), tiene un mayor número de casos en la parte Norte de nuestro país, se ve más a menudo en pacientes con mejor nivel socio-económico y cultural que el resto de la población, no obstante por la ausencia de síntomas en etapas tempranas o manifestaciones clínicas muy inespecíficas en etapas intermedias, a menudo pasa desapercibido para las pacientes y no pocas veces también para el médico de primer contacto antes de hacerse evidente cuando se encuentra en la fase avanzada de la enfermedad.

Entre las causas más probables están desde la  genética, es decir, la presencia de una o más mujeres de la familia con tumores de esta naturaleza e incluso con cáncer de mama, colon o estómago y con mucho menor sustento se habla  como posible causa, del uso indiscriminado de talco durante el aseo de los genitales externos”

Fuentes de la Peña indicó que desgraciadamente los signos y  síntomas de este cáncer son sumamente vagos e inespecíficos, lo que hace muy difícil su diagnóstico precoz, ya que suelen presentarse primeramente con síntomas digestivos semejantes a la colitis o incluso a la gastritis, o bien, se presenta con manifestaciones urinarias o menstruales también muy poco específicas.

“Para hacer un diagnóstico, se realiza un ultrasonido y una prueba en sangre (CA 125), lo que nos da una probabilidad muy alta de hacer un diagnóstico adecuado, pero  definitivamente no estamos haciendo uno temprano, probablemente estemos frente a una etapa III de  IV”

En este sentido el Presidente de Pro Oncavi A.C. informó que estas pacientes una vez diagnosticadas, se operan de primera instancia o se inicia un programa de Quimioterapia antes de la Cirugía, esto dependiendo de múltiples factores.

“El papel de la Cirugía es fundamental en el tratamiento de estos tumores, ya que se retira útero, ovarios, peritoneo y apéndice: Actualmente las respuestas a estos tratamientos se observan en más del 70% de las pacientes, sin embargo, las recaídas son frecuentes, cercanas al 50% de los casos.

El 8 de mayo es el día mundial de la lucha contra esta enfermedad y es una oportunidad para hacer conciencia de la importancia que tiene en las tasas de mortalidad por cáncer en las mujeres.  Por ello, ante cualquier síntoma inespecífico no hay que auto medicarse, hay que acudir con el especialista y no dejar pasar la oportunidad de llegar a tiempo.”

Fuente: http://uniradioinforma.com